Agricultura

Alfaro prepara la llegada de temporeros con más voluntarios y seguridad

El próximo lunes abrirá sus puertas el dispositivo para temporeros de Cáritas en Alfaro. Este ha tenido que adaptarse a las medidas necesarias para prevenir la propagación del COVID-19, reforzando el servicio con una veintena de voluntarios jóvenes (en total contará con 37 voluntarios) y desarrollando un protocolo para que haya el menor contacto posible, incluso entre los propios voluntarios.

«Ellos entrarán por un lado del edificio y los temporeros serán atendidos en el exterior desde otro acceso diferente y en diferentes turnos. A diferencia de otros años, esta vez se entregarán los desayunos, comidas y cenas, pero no habrá servicio de duchas ni ropero», han explicado desde Cáritas.

Diariamente serán desinfectadas las instalaciones y se tomará la temperatura a cada persona que acceda, tanto voluntario como temporero. Se llevará control diario y, si hubiera alguna señal de alarma, el recurso actuará de manera preventiva informando a las instituciones sanitarias correspondientes. El dispositivo se prevé que pueda estar abierto hasta mediados de septiembre.

“Vaya por delante nuestro reconocimiento a todos los agricultores y empresas bodegueras que desde hace años se están esforzando en mejorar las condiciones de sus trabajadores, sean fijos o temporales. Pero esta campaña va a poner de manifiesto problemas clásicos que siguen sin resolverse: contratación previa en origen, existencia de algunas mafias de subcontratadores y, sobre todo, el alojamiento», han recordado.

«La situación actual es una oportunidad para cambiar esto. Desde el Gobierno de La Rioja se ha instado a lo agricultores, que son los que tienen que garantizar el alojamiento, para que estos sean seguros. Desde Cáritas creemos que, si queremos dejar de ver en nuestras ciudades y pueblos imágenes de personas viviendo en condiciones infrahumanas, debemos exigir a las partes implicadas un descanso digno para las personas temporeras tras su trabajo”, explica el responsable del área de Integración Social de Cáritas La Rioja, Joaquín Yangüela.

Resto de dispositivos

El resto de dispositivos que Cáritas realiza cada año están pendientes del desarrollo de las diferentes intervenciones de los ayuntamientos, condicionadas por la pandemia. En el caso de Logroño, la entidad colaborará con el consistorio en lo que se concrete desde la Mesa de la Pobreza. “Los Temporeros son imprescindibles en nuestros campos para recoger sus cosechas. Pensemos en ellos, en su bienestar, y todos saldremos ganando. Hagamos un esfuerzo para lograrlo”, ha concluido Yangüela.

Subir