Agricultura

Los temporeros cambian el Espartero por el polideportivo universitario

El Ayuntamiento de Logroño ha llegado a un acuerdo con la Universidad de La Rioja para la cesión del Polideportivo de la Universidad, donde se centralizará todo el dispositivo de temporeros. Además, “se dispondrá de un punto de información en la estación de autobuses, así como de un servicio de transporte desde la estación de autobuses al polideportivo».

Este dispositivo estará acorde con las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y el ‘Protocolo para las campañas agrícolas seguras’ presentado este miércoles por el Gobierno de La Rioja con el que se refuerzan las medidas de seguridad sanitarias ante la pandemia del coronavirus en las campañas agrícolas para conjugar la continuidad de la actividad agraria con la salud de los trabajadores del campo y sus empleadores, así como del resto de la sociedad riojana.

Este protocolo recoge recomendaciones sobre alojamiento, desplazamientos y operativa agrícola. “De acuerdo con estos criterios», ha apuntado el concejal de Servicios Sociales y Desarrollo Comunitario, Iván Reinares, «en el Polideportivo Universitario se exigirá el uso de mascarillas y las medidas de distanciamiento social, así como hábitos de higiene adecuados, para lo que se suministrará material de aseo y se dispondrá de hidrogel en el recinto, además de tomar todas las precauciones para minimizar los contagios”.

De esta manera, “queremos ofrecer la atención y servicios adecuados a las personas que vienen a la ciudad para buscar trabajo en la campaña de la vendimia”. «Pero tenemos que tener en cuenta las especiales circunstancias en las que se va a desarrollar este año por la pandemia de la COVID-19 y que, de acuerdo con la información ofrecida por los propios temporeros que pernoctaron el año pasado, el 50 por ciento de las personas alojadas consiguieron trabajo, lo que indica que alguien no cumplió con sus obligaciones de dar alojamiento a sus trabajadores, tal como marca la ley”.

En las actuales circunstancias, ha apuntado, “todas las partes implicadas en esta campaña debemos contribuir para lograr que la movilidad de estos trabajadores temporales sea la mínima entre localidades y en ello los empleadores tienen un papel crucial al tener la obligación de garantizar alojamiento a sus trabajadores”. Además, “consideramos que se deberían abrir dispositivos en otras zonas de La Rioja en los que acuden a trabajar, ya que muchas de las que personas que vienen no vendimian en Logroño”.

«Al Ayuntamiento de Logroño nos toca diferenciar entre lo que nos compete y lo que nos incumbe, por eso, aunque el alojamiento no sea competencia nuestra, vamos a seguir ofreciendo este servicio por razones humanitarias, pero reivindicando en los foros competentes que se cumpla la ley”, ha subrayado Reinares.

Por otra parte, ha remarcado “que no se debe estigmatizar a los temporeros porque son personas que vienen a trabajar y son imprescindibles para que se realice la vendimia, lo que repercute en un sector clave de la economía de La Rioja». En este sentido ha anunciado que el Ayuntamiento lanzará una ”campaña de sensibilización para contrarrestar los mensajes de estimatización social que pueden surgir en nuestra ciudad”.

El concejal ha recordado que “son los Servicios Sociales del Ayuntamiento los que dirigen el dispositivo especial para la atención a temporeros en la ciudad, coordinando al resto de unidades municipales implicadas y la labor que desarrollan los voluntarios y voluntarias de las entidades que participan y que forman parte de la Mesa de la Pobreza».

Subir