El Rioja

Mariano García desembarca en Rioja: cinco hectáreas y un calado

El maestro del Duero entra en el vino de Rioja. La noticia ha corrido como la pólvora este fin de semana por el sector vinícola de la región, aunque su alcance traspasa las fronteras riojanas. Mariano García (Valbuena de Duero, 1944) ha adquirido cinco hectáreas de viña y un calado en Baños de Ebro (Rioja Alavesa), donde pretende elaborar 5.000 botellas (4.000 de tinto y 1.000 de blanco).

El que fuera enólogo de Vega Sicilia hasta 1998, comienza su andadura en Rioja junto a sus hijos. Así lo ha desvelado el diario El País, donde Mariano García desgrana varios detalles de su proyecto en la Denominación de Origen Calificada (DOCa) más antigua de España. ¿La primera añada? El 2024 como fecha. ¿La producción máxima? 15.000 botellas. ¿El precio de sus vinos? Ochenta euros para empezar a hablar. «Queremos elaborar una producción pequeña, de gran calidad, respetando el terruño y sin prisas», cuenta uno de sus hijos en el citado diario.

Asesor de Bodegas Mauro desde su fundación en 1980, a partir de mayo de 1998 se hace cargo de la dirección de la empresa tras salir de Vega Sicilia. Con su llegada a Mauro, participada mayoritariamente por su familia, comienza una nueva etapa. En 1994, comenzó a realizar micro vinificaciones con uvas provenientes de la comarca de Toro y en 1996 inicia la compra de viñedos y terrenos en Toro. En 1997 elabora la primera añada de San Román dentro de la DO Toro, origen de la bodega familiar homónima. Desde 1999 está vinculado como socio y director técnico a un ambicioso proyecto en la Ribera del Duero: Bodegas Aalto.

Hasta su desembarco en Rioja, aunque no los dejará de lado, Marino García estaba centrado en sus tres proyectos familiares: Mauro, San Román y Garmón Continental.

Subir