CARTA AL DIRECTOR

Quédate en casa

Pido solidaridad, afecto, apoyo, compañerismo, respaldo, unión, ayuda, defensa, camaradería, fraternidad, para todas y cada una de las personas que están al otro lado, velando por vuestros intereses para que no os falte de nada.

Pido comprensión y un mínimo de tolerancia, porque se os está pidiendo que os quedéis en casa por vosotros y por nosotros, que estamos expuestos cada minuto a cientos de personas y no sois conscientes de que tú estás en el supermercado quince minutos haciendo tu compra, pero yo estoy ocho horas. Y son demasiadas, corriendo demasiados riesgos innecesarios para satisfacer tus necesidades más banales.

Me hierve la sangre ante la pasividad de la gente. Nos hemos tenido que enfrentar a insultos, debates, y desprecios de clientes que no saben realmente por lo que estamos pasando. Al final hay gente que nos espera en casa y ellos también están asustados por nuestra seguridad.

Creo que estamos en una sociedad que no valora lo que el resto de compatriotas están haciendo por ellos. Quizás esas personas preferirían estar en sus casas aburriéndose como lo estáis haciendo vosotros, o quizás quieren estar aburriéndose a su manera: viendo una película, con sus familiares, leyendo un libro al lado de la chimenea, practicando yoga en su terraza, haciendo una visita virtual por los innumerables museos que a día de hoy tienen la visita gratuita, estar escuchando tu canción favorita al lado de una copa de Rioja, o quizás haciendo un bizcocho con sus hijos, o quizás… recordando viejos tiempos).

Entiendo tu malestar ante toda esta situación, pero en este momento de la vida deberías ponerte en el pellejo de aquellos que están dándolo todo por ti, haciendo jornadas interminables, sudando, llorando, con rozaduras por los equipos de protección que tienen que llevar; rezando, durmiendo en sillas, llegando a casa hundidos por lo que acaban de ver en el hospital, porque se les está muriendo la gente. Les tienen que soltar la mano cuando dan su último aliento porque al lado hay otra persona que no tiene a nadie y que necesita un mínimo de consuelo para poder llevar toda esta situación. Y todo esto para que tú puedas superar este virus y continuar con tu vida sin ningún tipo de secuela.

Qué mejor vacuna que la unión de todos para luchar contra esta devastadora enfermedad y que podamos seguir con nuestras vidas. Quedaos en casa. Por ellos, los sanitarios que tanto nos están dando y tan poco nos están pidiendo.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir