Crisis del Coronavirus

Salud tranquiliza: «Un paciente asintomático no tiene por qué infectar»

La Consejería de Salud ha hecho este lunes un llamamiento a la «tranquilidad y confianza» tras confirmarse el primer positivo por coronavirus en La Rioja: un sanitario del hospital vitoriano de Txagorritxu. «Los pacientes asintomáticos (como el caso que nos ocupa) no tiene por qué infectar», ha afirmado el director del Área de Salud, Alberto Lafuente.

La consejera, Sara Alba, ha explicado que el sanitario «permanece en aislamiento en su domicilio» y que «está siendo monitorizado varias veces al día», una situación en la que permanecerá «durante catorce días, pues es el periodo en el que se garantiza que ha pasado la enfermedad». «Está clínicamente bien y no hay que hacer más que vigilar su entorno para que no haya más contagios», ha detallado el director general de Salud Pública, Consumo y Cuidados, Enrique Ramalle. Lafuente, por su parte, ha ido más allá: «Evoluciona muy bien».

Según las explicaciones de Salud, el sanitario infectado -del que no han trascendido datos biográficos, más allá de que trabaja en Vitoria y reside en La Rioja- se sometió este pasado domingo a las pruebas que han confirmado a primera hora de la tarde de este lunes el primer caso positivo en la región.

«A pesar de este positivo, nada ha cambiado», ha indicado Sara Alba, subrayando la labor coordinada entre el Ministerio y las comunidades autónomas «para conseguir que la enfermedad se extinga y no se extienda». «El sistema sigue funcionando», ha enfatizado, indicando que el propio paciente y el sistema sanitario vasco «se pusieron en contacto con el Servicio Riojano de Salud» ante la sospecha de poder estar infectado, ya que ha estado en contacto con personas de riesgo y presentaba «alguno de los síntomas habituales: tos, dolor de cabeza, décimas de fiebre, dificultad respiratoria». «Es en ese momento cuando entra en funcionamiento el protocolo de tomar la muestra en su casa y enviar análisis a la central de Majadahonda».

Enrique Ramalle ha insistido en que el coronavirus, a pesar de la alarma social que se ha generado, «no es un virus letal ni muy grave; presenta síntomas como los de un cartarro común». «Los ciudadanos tienen que seguir haciendo lo que hacían hasta ahora. Si no viajan a focos de la enfermedad o no han tenido contacto con nadie que proceda de allí no tienen que hacer nada», ha detallado.

Para prevenir posibles contagios, ha insistido en que «es muy importante el lavado de manos. El virus permanece muy poco tiempo en el medio ambiente pero puede permanecer más tiempo en las manos», por lo que se recomienda «estornudar en el codo y evitar aglomeraciones en la medida de lo posible». «Como sociedad tenemos que colaborar con las medidas de higiene básicas, quien tiene que hacer un esfuerzo especial es el sistema sanitario», ha concluido.

Subir