La Rioja

Centro de Día: «Venir aquí es como ir a la escuela o al trabajo»

Marta Abad (derecha) y Raquel González (izquierda) durante la entrevista

Cerca de 3.000 metros cuadrados se extienden en pleno centro de Logroño para dar servicio a quienes en su día estuvieron al otro lado, el de los que velan y cuidan. Una rotación de roles que se acentúa debido a la mayor esperanza de vida. En el Centro de Día Gonzalo de Berceo, con sus cerca de ochenta empleados y 170 usuarios, destacan que esta tendencia está provocando un incremento en el número de personas que acuden con daños cerebrales.

«Trabajamos el modelo de atención personalizada con el paciente a través del cual, tras una valoración integral realizada por los profesionales que formamos el equipo técnico del centro, se lleva a cabo un programa individualizado de actividades para cada usuario teniendo en cuenta sus gustos, preferencias, necesidades y capacidades», reseña la trabajadora social Marta Abad. «Pero también valorando la opinión de los familiares, sobre todo cuando las personas tienen un deterior cognitivo elevado», añade la terapeuta ocupacional Raquel González.

Un programa por el que el centro apostó hace tres años para ofrecer un servicio ajustado a las necesidades de cada usuario y su nivel de dependencia. «Aquí la mayoría de la gente es dependiente, en grado uno, dos o tres, pero también tenemos a usuarios más autónomos que nos eligen por la gran variedad de actividades que ofrecemos», apunta Abad. Sin embargo, de las 226 plazas ofertadas, ochenta de ellas concertadas por el Gobierno de La Rioja, todavía no están ocupadas todas las de carácter privado.

«La terapia con animales es lo que más funciona y mejor recepción tiene porque les permite sentirse realizados mientras les cuidan y les dan de comer, una actividad muy bien recibida porque les simula a los viejos tiempos cuando vivían en sus pueblos, donde la mayoría se encargaba de estas tareas», destaca González. Para ello, el centro cuenta con sus propios conejos, gallinas, pájaros e incluso peces, además de participar en una intervención asistida con perros procedentes de una empresa externa.

Raquel González dentro del gallinero del centro.

Gracias al equipo multidisciplinar, compuesto por el personal de enfermería, terapia ocupacional, trabajo social, psicología, fisioterapia y atención directa (gerocultores), la oferta de servicios es amplia: programas de mantenimiento y rehabilitación de la movilidad, rehabilitación individual, gerontogimnasias, musicoterapia, así como talleres de robótica, iniciativa diferenciadora del resto de centros. La estimulación cognitiva estimulando las capacidades del paciente es otra de las técnicas para que «se sienta lo más independiente posible».

Otro de los talleres más demandados son los encuentros intergeneracionales. «Tenemos mucha relación con el entorno y la comunidad, bien sean ludotecas, colegios, institutos o guarderías, y es muy gratificante para ambas partes. Para los más pequeños porque viven la visita como si de una granja escuela se tratara al contar con animales, mientras que para los abuelos ver a un niño les alegra y les cambia la cara, ya no les duele nada»,

Programas de rehabilitación de la movilidad.

Uno de los aspectos que destacan las empleadas es que un centro de día permite al usuario no desvincularse por completo de su entorno familiar: «Volver cada día a casa les favorece la orientación, muchos de ellos dicen que venir aquí es como ir a la escuela, al trabajo o a la guardería, unas horas y de vuelta con la familia. Además, las familias aquí tiene un rol mucho más activo porque les demandamos continuamente información y les pedimos colaboración».

De ahí que la lista de espera sea mayor que en las residencias. En este sentido, Abad hace referencia a la existencia de una prestación vinculada al servicio en la que, desde la Consejería de Servicios Sociales y a la Ciudadanía,»si el usuario viene de forma privada, al haber mucha lista de espera en las plazas públicas, se le otorga esa ayuda económica en función de las horas que esté en el centro y del grado de dependencia del usuario».

Comentarios
Subir