La Rioja

El ministro riojano Javier Moscoso ‘marcó’ el camino de Dolores Delgado

La mañana de este lunes ha empezado con los cuatro vicepresidentes y los dieciocho ministros del nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez prometiendo su cargo ante el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela. Los movimientos políticos no han cesado a lo largo del día y, ya entrada la tarde, el presidente socialista ha propuesto a Dolores Delgado – ministra de Justicia desde la moción de censura contra Mariano Rajoy en junio de 2018- como nueva fiscal general del Estado en sustitución de María José Segarra.

Este nuevo nombramiento, sorprendente y criticados por multitud de personas durante toda la jornada, es insólito por ser la primera vez que el Gobierno designa a un exministro de Justicia para dirigir la Fiscalía General del Estado, aunque no es el primer integrante de un ejecutivo que llega a este cargo.

En 1986, Javier Moscoso fue nombrado fiscal general del Estado, cuatro años después de entrar en el primer gobierno socialista de Felipe González como ministro de la Presidencia, cargo que ocupó hasta el final de la legislatura.

El logroñés, hombre de confianza de González, fue seguidor de la línea de Fernández Ordóñez, se pasó al PSOE y fue elegido diputado por Madrid, escaño que renovó en 1986, cuando ascendió al Ministerio Público. Pasó de ser parte del Gobierno a jefe de un órgano relativamente independiente. Designación también polémica en su momento.

Comentarios
Subir