Cultura y Sociedad

Alberto Corazón plasma el alma del vino en el Museo Vivanco

Variedad de tonos: azules, rojos, ocres… Diversidad de técnicas: grabado, acrílico, grafito… Diferentes ‘modelos’: vasos, cepas, sacacorchos… Heterogéneos homenajes: Matisse, Malevich, Caravaggio, Turner… Con estos elementos, el artista madrileño Alberto Corazón ha realizado una serie de ‘bodegones’ que desde este jueves y hasta el 14 de junio del próximo año cuelgan de las paredes del Museo Vivanco. Una colección realizada expresamente para la bodega de Briones que extrae el jugo de la viña y del vino, las dos venas fundamentales que la recorren.

Santiago Vivanco explica la génesis de esta colección, ‘Vivanco suite’, nacida un año atrás cuando Corazón recibía la Medalla de Oro de La Rioja como homenaje y recuerdo a la imagen corporativa que creara para nuestra comunidad. El artista visitaba poco después el Museo de la Cultura del Vino y él mismo reconoce que aquello «fue un chute».

Impedido por un accidente, Corazón llegaría a pintar con su mano izquierda y en tiempo récord esta serie de ‘retratos del vino’ en forma de bodegones contemporáneos. «El bodegón nos conecta con la vida -dice-, con el placer y, sobre todo, con el placer de compartir». Epicúreo de mesa y mantel, el diseñador, fotógrafo, escultor y pintor, miembro de las academias de Bellas Artes de San Fernando y Española de Gastronomía, reconoce que «me lo paso mejor en las reuniones de la segunda que en las de la primera». No lo ponemos en duda.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir