CARTA AL DIRECTOR

‘A vueltas con las esculturas’

A vueltas con las esculturas. Nunca habían sido tan protagonistas. Estaban ahí. Yo ya me había acostumbrado, a pesar de mi rechazo. No tuve ningún sentimiento hacia ellas y menos cuando las veía oxidarse en un abandono municipal. Ahora toman protagonismo porque la oposición se rasga las vestiduras haciéndose selfies y recobrando una historia que nunca nos han contado. Cosas de la política.

En mi humilde opinión, es que no se identificaban los logroñeses con esos elementos. Tal vez sí. Para poner un ejemplo: paseen por Haro. En cualquier rincón reconocerán un sinfín de estatuas que forman parte de la vida de Haro. Cualquier rincón, plaza, rotonda… atrae turistas y son fotografiadas.

«Es discutible el arte», me dirá algún experto. ¡Ya! Pero un arte que entendamos mejor. Aprendamos de Oviedo. Sus estatuas son… ¡entrañables! Están integradas entre sus vecinos y los visitantes.

Estoy segura de que el anterior gobierno del Ayuntamiento de Logroño, ahora en la oposición, dejó muy claro en su proyecto cómo y dónde guardarlas. Previno este traslado con todas las consecuencias. Porque entre otras cosas las estatuas no surgen como las setas.

Si no fue así, ¿para qué hacer leña del árbol caído? Les pido a todos los concejales, repito todos y todas, que aúnen fuerzas para «tirar» en la misma dirección y no hacer leña del árbol caído.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 600830812.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir