Semana Santa

El Cristo de las Ánimas hace su particular traslado de Palacio a La Redonda

Toda la noche pendientes del cielo; media mañana mirando también al firmamento y con el miedo por el precedente sufrido a primera hora: la suspensión del Vía Crucis en el Cristo del Humilladero… Pero esta vez el paso del Santo Cristo de las Ánimas ha salido victorioso: ha podido hacer su traslado desde la iglesia de Palacio hasta la concatedral de La Redonda.

Aunque la jornada para los fieles del Santo Cristo ha comenzado un rato antes, a mediodía, cuando se había celebrado el tradicional Vía Crucis en el templo de Santa María de Palacio. Después, a las 13 horas, ha arrancado su periplo hasta La Redonda. En el trayecto, diversas anécdotas: una parada en la puerta del Hospital de La Rioja para entregar un ramo de claveles rojos al equipo médico y, ya en Portales, la mezcla de ambientes: quienes disfrutaban del vermú con los que lo hacían con el fervor religioso de la procesión. Es la Semana Santa logroñesa en su plena esencia.

Comentarios
Subir