CARTA AL DIRECTOR

Carta al director: se han aprovechado de nuestro amor a los animales

Esta mañana me he levantado y he vuelto a ver una carta al director en su periódico digital relacionada con la Ley de Protección Animal de La Rioja. Para mí sorpresa no era la noticia que todos los riojanos ansiamos tanto, en la cual nos confirmen definitivamente que han derogado semejante cúmulo de despropósitos.

De nuevo la noticia contenía las quejas de una persona de esas a las que les gusta antropomorfizar a los animales y que hablan desde la hipocresía de la ciudad, preguntándose por qué el Partido Popular está intentando tirar para atrás esta Ley.

Nunca me he reconocido de un partido ni de otro y es más la política me da bastante repelús. Pero sí que me dejó perpleja que ciertos partidos políticos apoyaran esta famosa Ley, en lo que creo que fue un acto insensato.

La gente de la calle no quiere esta nueva Ley de Protección Animal. La gente de la calle se ha sentido engañada porque se les ha hecho firmar sin contarles toda la verdad de lo que estaban firmando. Cuando recogían las firmas, no se nos informaba a los ciudadanos de todo el conjunto de medidas que ello incluía. Se han aprovechado de nuestro amor y nuestra sensibilidad por los animales para imponernos unas medidas radicales y extremistas.

A menudo me gusta hablar y escuchar las opiniones de la gente y cuando saco el tema de esta famosa Ley en el parque donde paseo a mi perrita con los otros dueños de perros el sentimiento general es de que se sienten engañados y decepcionados.

Bueno, y por no hablar de los gremios que se han visto afectados por dicha Ley sin tener en cuenta su voz, su voto ni su aporte profesional. Cuando me tocó llevar a mi perrita a mi veterinaria le pregunté y de nuevo me encontré con ese sentimiento de decepción que ya me resulta tan familiar.

Pero vivimos en una sociedad en la que se ha puesto de moda el amor extremo por los animales, que incluso está por encima del amor que podamos tener hacia cualquier otra persona. Tendemos hacia un individualismo egoísta y una mascota es el complemento perfecto para ello. No discutes con los perros ni con los gatos, ni te rechistan y tú eres el que decide en todo momento por ellos… Una gozada. Y el que me quiera que se adapte a mí o que se vaya. Cualquier cosa que digas en contra de dicha nueva moda, ya te tachan de cosas muy feas y te hacen sentir una maltratadora.

Por ello doy la enhorabuena a aquellos que se atreven a alzar la voz, que no han perdido la cabeza y que pelean por derogar una Ley que no nos representa. Que sean las autoridades competentes, en reunión con los gremios profesionales de veterinarios, ganaderos, cazadores, pescadores, etc. los que hagan dicha Ley, no un grupo radical que engaña a los ciudadanos y a los políticos para aprobar una Ley a su antojo y beneficio.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 600830812.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir