La Rioja

Big Macs y Zorropitos en el primer día de Uber Eats en Logroño

Una decena de repartidores ya trabajan para la compañía americana que cuenta con quince establecimientos asociados

¿Un Tío Agus o un Zorropito a domicilio? Desde este jueves ya es posible. Uber Eats ha comenzado a ofrecer su servicio en Logroño en este día de la Constitución con una decena de repartidores y quince establecimientos asociados, entre ellos algunos de los más clásicos de la calle Laurel.

Eso sí, “la mayoría de los pedidos de hoy han sido de McDonalds, aunque también ha habido alguno de la calle Laurel y alguna hamburguesería”. Lo cuentan Israel, Cristian y Pablo, tres de esos diez repartidores de Uber Eats que se han estrenado en Logroño con la camiseta y la mochila verdes de la compañía americana de reparto de comida a domicilio. Los cascos delatan que hacen las entregas en moto.

“Yo llevo ya cuatro pedidos hoy”, dice Israel, que junto a sus compañeros espera a las puertas del McDonalds, cumplidas las diez de la noche, a que suene un aviso en el móvil para recoger y repartir pedidos. Su presencia en el restaurante de comida rápida no pasa desapercibida.

“Estamos empezando y de momento la cosa va bien. La gente nos mira, nos pregunta, nos dicen que se han bajado la aplicación… Esto va a ir para arriba, la gente se interesa”, aseguran casi al unísono. ¿Y de la calle Laurel? “Hay gente que nos ha pedido patatas bravas, otros que han preferido los bocadillos… Puedes pedir la cena entera, hasta con el vinito y todo”.

Los repartidores de Uber Eats no tienen contacto con el dinero. Todas las transacciones se realizan a través de la aplicación: El pago de quien lo solicita y la liquidación con el establecimiento asociado. Es más que probable que sus cazadoras y mochilas verde fosforito se hagan muy populares en la capital riojana en muy poco tiempo.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir