Gastronomía

Iñaki y Carolina (Íkaro): «Estamos aquí por la gente de Logroño»

Carolina Sánchez e Iñaki Murúa están en una nube. El cielo les ha hecho un hueco por una buena causa: su saber hacer en los fogones con el restaurante Íkaro de Logroño. Tras recibir su primera estrella Michelín, hablan con NueveCuatroUno en una de esas breves entrevistas en las que se agolpan las palabras y no pueden salir todas a la vez. Demasiadas cosas que decir y que hacer, aunque gran parte del camino ya está recorrido.

Por el momento, como reconocen al final de esta pequeña charla mantenida en Lisboa, es mantener esa estrella que les coloca en el firmamento gastronómico. Todavía con las emociones a flor de piel, esta pareja sueña despierta sin despegar los pies de la tierra, esa misma que ha acogido a un chico de Laguardia y a una chica de Ecuador con los brazos abiertos para que desplieguen todos sus conocimientos culinarios. Y a disfrutar.

– ¿Qué supone para vosotros esta primera estrella?

Carolina: Es una emoción indescriptible, algo que no nos lo terminamos de creer. Cuando nos despertemos, seguiremos pensando que ha sido un sueño. Desde que abrimos el restaurante, era algo con lo que soñábamos y no pensábamos que iba a llegar tan pronto. Estamos encantadísimos.

– ¿Cómo es Íkaro?

Iñaki: Íkaro es Carolina e Iñaki, como dice su nombre. Somos nosotros dos, la ciudad en la que estamos… intentamos hacer una cocina personal en la que mostramos nuestras vivencias, quiénes somos y lo que nos gusta. Intentamos ofrecerle calidad al cliente y hemos apostado por ese tipo de negocio. Es nuestra principal premisa, que el cliente vaya y vuelva.

– Un día como hoy es una alegría, pero también una presión…

Carolina: siempre hemos dicho, desde que abrimos el restaurante, que nos metíamos mucha presión y hemos intentado hacer las cosas bien. Nos exigimos muchísimo. El sentimiento no va a cambiar mucho, aunque la clientela y las personas que vengan al restaurante sí que serán diferentes y más exigentes. Estaremos preparados para eso.

– ¿Vértigo? Más exigencia, otro tipo de cliente… casi otro mundo.

Iñaki Murúa: da vértigo, pero cuando estudias para ser cocinero y te gusta la alta cocina, admiras a la gente que hoy está aquí (sólo con estar con ellos ya alucinas)… que llegue algo así te deja sin palabras.

– ¿Qué le diríais a la gente de Logroño?

Carolina: que muchas gracias… (interrumpe Iñaki)

Iñaki: realmente, un restaurante, por mucho que la cocina esté tan de moda, estamos en el sector servicios, nos dedicamos a servir a la gente y a que la gente se vaya feliz de nuestras casas. Hoy estamos aquí por ellos, si no hubiesesn venido a nuestro restaurante, no existiría el restaurante y no hubiéramos tenido tanta visibilidad en tan poco tiempo. Nuestra publicidad ha sido el cliente, el boca a boca, el ir a casa o a la consulta del médico y hablar de Íkaro.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir