El Rioja

MUWI Rioja Fest cerró su primera edición con una jornada muy familiar

MUWI RIOJA FEST ha cerrado su primera edición con una jornada dedicada a las familias, el ambiente de MUWI Sunday respiraba a diversión asegurada. Yo soy ratón – Manuel Rubio – planteó un repertorio de canción protesta infantil en el que ofreció, desde una mirada respetuosa, prestar más atención a los pequeños. Los niños coreaban sus canciones mientras los padres contemplaban cómplices las reacciones de sus vástagos.

Siguió el trío Pantones que, con su rock lleno de buen rollo, letras desenfadadas, originalidad, y mezcla llenó de música la bodega.
Mientras sucedían estas cosas, en la enoludoteca los niños componían en inglés y preparaban un musical, algunos padres recorrían la bodega para ver las exposiciones de fotografías, participaban en el Wine-challenge/Retosofía que planteaba Bodegas Franco-Españolas.

LLEGÓ EL RITMO

A media mañana, mientras comenzaba a flotar en el ambiente el olor de las ascuas para las chuletillas al sarmiento, tuvo lugar una demostración de Lindy-Hop que sirvió para desentumecer las caderas y que las familias se arrancaran a bailar. Eyeri Merino DJ supo interpretar los gustos de los asistentes y ofreció una sesión llena de éxitos conocidos.

La degustación riojana y los food-trucks aplacaban las ganas de comer y servían para que se fueran formando grupos en los patios y naves de la bodega, algunas familias visitaban el MUWI-Market y compraban discos en el Rincón del Vinilo.

La tarde caía y el grupo The nowhere plan versionaba a The Beatles reinterpretando su repertorio y rindiendo homenaje al cuarteto de Liverpool acompañados por unos incondicionales. Tocaba el cierre del festival y The limboos con un fresco Rhythm and Blues exótico que nos transportó a la mejor música negra de los años 50. Como broche final MUWI DJ, Rafael Bezares promotor del festival, improvisó una sesión que dio fin a esta primera edición.

Subir