La Rioja

Las obras necesarias en el CCR mantendrán cerrado el edificio hasta la primavera

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño ha analizado el estado de los proyectos que es preciso acometer para reparar las deficiencias detectadas en el Centro de la Cultura del Rioja, una vez que ha finalizado ya la redacción del primero de ellos, y su portavoz, Miguel Sainz, ha avanzado que las obras podrían comenzar a principios del año que viene para estar totalmente concluidas en la primavera.

En concreto, ha explicado Sainz, se dispone ya del proyecto relativo a los sistemas informáticos de gestión y control de las instalaciones, que asciende a 15.000 euros (más IVA) y que será contratado en los próximos días para a partir de entonces contar con un plazo de ejecución de un mes y otro más de comprobación para certificar el correcto funcionamiento de los equipos: «Es decir, estará completamente finalizado para noviembre».

Respecto al segundo proyecto que se está redactando -también encargado a técnicos municipales como el anterior a fin de agilizarlos al máximo-, estará terminado antes de las fiestas de San Mateo, en unas tres semanas. Se trata del relacionado con la obra civil, sobre todo con el sellado de la cubierta para solucionar los problemas de filtraciones de agua surgidos.

Aunque no se ha terminado de redactar, Sainz ha avanzado un plazo de ejecución de aproximadamente dos meses y una estimación económica de 80.000 euros; un importe que establece un procedimiento de licitación que tardaría entre tres y cuatro meses en resolverse. De este modo, las obras podrían comenzar a principios del año que viene y estar totalmente concluidas para la próxima primavera.

«Abrimos ahora por tanto un periodo que nos permite reflexionar sobre cómo impulsar un centro que está llamado a ser el referente de nuestro modelo de promoción turística de la ciudad. Una reflexión que coincidimos con todos los grupos políticos del Ayuntamiento que se debe producir y éste es el momento, cuando hemos tenido que interrumpir la actividad que se estaba desarrollando para subsanar las deficiencias que se han ido manifestando en este año de uso intensivo», ha señalado Sainz.

Respecto al contrato de gestión que se mantenía con una empresa local, y que tuvo que ser suspendido el 1 de julio para el cierre del CCR -decisión adoptada a fin de «eliminar cualquier atisbo de riesgo para la seguridad de los trabajadores y usuarios», según el informe de la Dirección General de Arquitectura-, será a partir de la recepción de los dos proyectos, y a la luz de las características de los mismos, cuando se decida cuál va a ser su futuro.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Subir