El Rioja

Una bodega riojana, pillada incumpliendo la Ley de la Cadena

La Agencia de Información y Control Alimentario (AICA) realizó el año pasado veintisiete inspecciones de oficio en materia de cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria en La Rioja. De ellas, doce fueron en la rama vitivinícola, pero ninguna culminó en sanción. El presidente del Gobierno, Gonzalo Capellán, ha asegurado ahora que “se han detectado algunos incumplimientos en una determinada bodega” asentada en la región, pero alega -sin dar más detalles- que “no se ha podido actuar porque al tener implantación en varias zonas de España el competente es el Gobierno central”.

Así lo ha remarcado Capellán en una entrevista a ‘El Día de La Rioja’, en la que reconocía que también les han llegado informaciones sobre que algunos bodegueros estaban ofreciendo de cuarenta a cincuenta céntimos por el kilo de uva.

Estas situaciones sobre “precios abusivos” se han denunciado ya previamente por parte de las organizaciones profesionales agrarias de la región. Recientemente, la UAGR ha pedido aclaraciones sobre esa falta de sanciones en La Rioja a pesar de las inspecciones de oficio que se realizaron durante 2023, teniendo en cuenta que “muchos agricultores cobran muy por debajo de los costes de producción”.

Ya incluso durante la pasada vendimia ARAG-ASAJA pidió que se tratara con urgencia la constatación de “contratos con precios ruinosos planteados a algunos agricultores al inicio de la campaña” que, si bien no fue una situación generalizada, sí provocó un grave perjuicio a muchos viticultores riojanos.

La cosecha en verde, viento en popa

Capellán también ha asegurado que uno de los motivos por los que se están tramitando tantas solicitudes para la cosecha en verde, tal y como adelantó NueveCuatroUno, son los precios que manejan los viticultores de cara a la próxima campaña: “Todos los agricultores que no tienen un contrato de venta saben que pueden acogerse a la vendimia en verde. Y los que están negociándolo ahora saben que deben pagarles la uva por encima de los 70 céntimos que les garantiza la vendimia en verde”.

En este sentido, las OPA ratifican ese aluvión de demandas por parte del sector productor, que durante esta semana todavía está tramitando las solicitudes ante el creciente interés respecto al año anterior. “La situación ahora es aún más crítica”, remarca Capellán. “Hay muchos viticultores colgados porque no tienen bodega que les compre la uva. Y no me refiero solo a grandes bodegas de las que ya se ha hablado”, remarcaba la pasada semana Néstor Alcolea, secretario general de UPA.

Subir