Gastronomía

«Esta estrella reconoce nuestra gastronomía comprometida y basada en el producto local»

Rebeca Palacios.- La estrella verde Michelin concedida al restaurante Venta Moncalvillo, de Daroca de Rioja, supone para su cocinero, Ignacio Echapresto, un reconocimiento a su «gastronomía comprometida con el medio ambiente y el planeta» y a una carta basada en el producto local de temporada.

Venta Moncalvillo revalidó este martes en Toledo su estrella Michelin y sumó este nuevo galardón, que reconoce el compromiso con la defensa del medio ambiente en trece nuevos restaurantes de España y otro de Portugal.

Junto a su hermano sumiller Carlos, apostaron por emprender en su localidad natal, de apenas 60 habitantes, donde comenzaron en 1996 con Venta Moncalvillo; el año pasado inauguraron Cocina de Madre y recientemente han puesto en marcha la bodega de hidromiel Moncalvillo Meadery.

Los Echapresto cuentan, junto a sus restaurantes, con un huerto en el que cultivan verduras y hortalizas de temporada para sus cartas, porque defienden el valor del producto local y la aportación de la gastronomía al desarrollo rural de los pequeños municipios, como ponen de relieve en sus encuentros ‘Cocinas de pueblo’.

FOTO: EFE/Raquel Manzanares.

Ignacio Echapresto ha puntualizado que ambas estrellas han llegado en circunstancias «muy diferentes», la primera en 2011, como «algo totalmente inesperado»; y esta nueva «en un momento muy bonito para la casa».

«Las dos estrellas hacen mucha ilusión y todos los premios los disfrutamos con intensidad. Siempre es importante que te reconozcan tu trabajo y este nuevo galardón nos confirma que estamos en el buen camino», ha resaltado.

Por ello, ha agregado que este galardón permite dar «continuidad» a su trabajo y «refrenda» su proyecto gastronómico, asentado en el producto local de temporada y «el respeto a la naturaleza».

En este sentido, este cocinero riojano ha resaltado que la gala de la Guía Michelín de España y Portugal 2023 celebrada este martes en Toledo confirmó el reconocimiento del trabajo gastronómico que se desarrolla en el mundo rural.

Respeto al origen

«No sé si es volver a los orígenes…pero para los que no hemos salido nunca del origen, supone seguir apostando por el pueblo natal y pensar que el futuro es el respeto a nuestro origen», ha reflexionado.

Así, ha dedicado su premio a su pueblo, su equipo, su familia, especialmente a sus padres, quienes les inculcaron «valores como el respeto, el tesón y la constancia» y, sobre todo, a sus proveedores y distribuidores de productos artesanos, que son «el origen» de su cocina.

Echapresto ha felicitado a la mexicana Mariana Sánchez y el riojano Gonzalo Baquedano, quienes lograron anoche su primera estrella Michelin para el restaurante Ajonegro, en Logroño, con lo que La Rioja ya suma siete estrellas.

FOTO: EFE/Raquel Manzanares.

«Es muy bueno que dos cocineros jóvenes reciban este reconocimiento, tanto para ellos, como para la comunidad riojana. La gastronomía de La Rioja sigue en alza y nos da alegrías año tras año. Parece que esto no tiene techo», ha asegurado.

Además de Venta Moncalvillo, tienen una estrella Michelin en La Rioja: Carolina Sánchez e Iñaki Murua en Íkaro, en Logroño; Félix Jiménez en Kiro Sushi, en la capital riojana; Miguel Caño, Llorenç Sagarra y Dani Lasa de Nublo, en Haro; y Francis Paniego tiene dos en El Portal de Echaurren, en Ezcaray.

Subir