La Rioja

Enfermeros reclaman más medios y profesionales para los hospitales

Medio centenar de profesionales de enfermería de La Rioja han reclamado este martes más medios y recursos humanos para reforzar los hospitales de la comunidad riojana. El Sindicato de Enfermería de La Rioja (Satse) ha organizado una concentración en el Hospital San Pedro de La Rioja para protestar por el «estado de gravedad» de los centros sanitarios riojanos.

La delegada sindical de Satse La Rioja, Patricia Mogena, ha leído un comunicado en el que ha denunciado los problemas de recursos y medios que los hospitales sufrían antes de la pandemia y que han ido empeorando en los últimos meses.

Mogena ha manifestado “el gran engaño” que sienten las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas por parte de unas administraciones públicas y partidos políticos que “no están destinando los recursos necesarios para garantizar una atención sanitaria y cuidados de calidad”.

“Los hospitales están enfermos con un pronóstico muy grave porque no se están proporcionando los medios y profesionales necesarios”, ha apuntado.

Algunas de las “lamentables” consecuencias de la falta de interés por reforzar los recursos humanos y por mejorar la sanidad pública son esperas de semanas y meses para que los pacientes sean atendidos, realizarse una prueba diagnóstica o ser intervenidos; y saturación y colapso en Urgencias o la UCI.

Por ello, Mogena ha indicado que una de las principales demandas del Sindicato de Enfermería es desbloquear la ley de Seguridad del Paciente para garantizar la seguridad asistencial de mismos.

La ratio segura de atención al paciente hospitalizado es de seis u ocho pacientes por enfermera en turno diurno, y de 10 a 12 en turno de noche, por lo que “es intolerable que una enfermera tenga que atender a 23 pacientes”, ha criticado.

Otro de los retos, ha señalado, es conseguir el reconocimiento institucional de las “penosas” condiciones que las enfermeras han sufrido durante su vida laboral, las que “les hacen ser merecedoras de optar a la jubilación anticipada voluntaria”.

También ha pedido impulsar la estabilidad laboral mediante una reducción de la temporalidad en los contratos de trabajo, así como “clasificar a estos colectivos en el Grupo A sin subgrupos para posibilitar su participación en los puestos directivos de primer nivel”.

Otra de sus demandas es el reconocimiento de todo el tiempo que invierten en su puesto de trabajo, en el que se incluye el denominado ‘solape’, es decir, “el tiempo que invierten en la transmisión de información de los pacientes al siguiente turno, lo que supone que las trabajadoras regalan una media de 80 horas al año a la administración”.

Por todo esto, ha dicho que estos colectivos están “exhaustos y muy afectados” a todos los niveles después de dos años de lucha contra la pandemia, y ahora, una vez superada la peor parte, “se contempla con absoluta desolación un futuro sin cambios en las condiciones laborales y retributivas, así como el desgaste de la sanidad pública de La Rioja”.

“El Sindicato de Enfermería exige soluciones, y nadie va a pararlo hasta conseguirlas”, ha asegurado.

Los profesionales concentrados en la entrada del Hospital San Pedro ha portado una gran pancarta en la que se leía la frase “Por la salud de nuestros hospitales” y han coreado varios lemas, como “Señor gerente, enfermeras para el paciente”, “Las enfermeras no podemos más”, “Más enfermeras es la solución”, “Más personal es fundamental” y “Sin enfermeros no hay cuidados”.

Subir