Gastronomía

La Guía Michelin bendice al Ajonegro de Logroño en la antesala de su nuevo ‘firmamento’

FOTO: Ajonegro.

Las mariposas ya han comenzado a revolotear en las tripas de los amantes de la gastronomía. La cuenta atrás hasta el 14 de diciembre -fecha en la que la Guía Michelin celebrará su gala en Valencia- ya está en marcha y cada detalle aviva las quinielas sobre la posibilidad de alguna estrella más alumbre la alta cocina riojana.

En este sentido, el restaurante Ajonegro (en los mentideros gastronómicos se le sitúa entre los más firmes candidatos a recibir su primera estrella) ya ha recibido la bendición de la Biblia gastronómica por excelencia, que ha incluido al establecimiento logroñés (Hermanos Moroy, 1) entre sus recomendaciones «para estimular el paladar de los gastrónomos y despedirnos de estos artículos hasta enero».

FOTO: Ajonegro.

En su recomendación, la Guía destaca que «las historias de amor tras los fogones cada vez son más habituales, sobre todo a raíz de que muchos jóvenes busquen experiencia trabajando con cocineros de prestigio». Ese es el caso del alma de Ajonegro, Mariana Sánchez y Gonzalo Baquedano, que «empezaron a compartir sus sueños en el laureado ABaC (tres estrellas Michelin, Barcelona), bajo las órdenes del televisivo chef Jordi Cruz».

Gonzalo Baquedano, en el restaurante Ajonegro

Del restaurante propiamente dicho, Michelin detalla que «en origen contó con una barra para ejercer también como gastrobar y hoy apuesta exclusivamente por el servicio en sala para mayor comodidad del cliente». «¿Qué ofrecen? Una cocina actual y de fusión que les refleja a ellos mismos, pues quieren plasmar las raíces mexicanas (de Mariana) y españolas (del logroñés Gonzalo) en una propuesta conjunta, siempre en base al mejor producto de temporada y con claros rasgos de personalidad».

«Sus menús degustación (el corto solo se sirve en las cenas) combinan, acertadamente, los platos clásicos con las elaboraciones más modernas. ¡Déjese llevar!», concluye la ‘bendición’ de la Guía Michelin al restaurante de la capital riojana. Quién sabe si dentro de un mes y medio esa recomendación brilla con el aura de la primera estrella del local.

Subir