Gastronomía

Las estrellas Michelin de La Rioja: precios y menús

Ir a un restaurante con estrella Michelin se encuentra en esa lista de deseos que todo amante del buen comer hace alguna vez en su vida. Está claro que hay estrellas no aptas para todos los bolsillos, pero tampoco hablamos de ir todos los días, al final, nos terminaría cansando.

Comer o cenar en estos locales se ha convertido en una experiencia que va más allá de lo gastronómico. Está claro que los platos son pura artesanía, pero el entorno, la atención y la capacidad de sorprender y emocionar los convierten en una vivencia completa. Pero ¿cuánto dinero hay que pagar para probar la alta cocina en La Rioja?

El Portal de Echaurren

Francis Paniego está detrás del primer restaurante en la historia de la región en conseguir una estrella y también el primero en conseguir la segunda. El Portal es el restaurante diseñado por y para disfrutar de la cocina más conceptual. Un espacio ambicioso donde dar rienda suelta a la imaginación y a la creatividad.

En su cocina confluyen tres elementos fundamentales: la memoria, la casquería y el producto de la tierra. El Portal ofrece un menú degustación (150 euros) que provoca uno de esos momentos que quedan para siempre en la memoria.

Además, el universo Echaurren te propone una original oferta de experiencias entre las que se encuentra la que puedes disfrutar en este restaurante: cheque regalo para dos personas, menú degustación y almuerzo o cena por 300 euros, a lo que se le puede añadir un maridaje de cinco vinos por 100 euros más.

Venta Moncalvillo

Desde un pequeño municipio de unos 30 habitantes, Daroca de Rioja, a tan solo 12 minutos de Logroño, los hermanos Echapestro reivindican la cocina tradicional y los productos de la tierra desde una perspectiva contemporánea sin dejar de darle su lugar al producto autóctono y de temporada.

Verduras y hortalizas cultivadas por el propio chef en la huerta que rodea al restaurante; setas y hongos de los bosques de la sierra o caza mayor y menor procedente también de los bosques silvestres de los alrededores de Daroca; además de pescados de anzuelo, conseguidos en algunas de las mejores lonjas del país.

La Luna influye en la naturaleza marcando el ritmo de las cosechas, por ello, cada Luna Nueva, Venta Moncalvillo renueva el menú para ofrecer su cocina más personal, elaborada con los mejores productos que cada fase lunar regala: Menú Luna Creciente (100 euros) y Menú Luna Llena (120 euros).

Ikaro

Los orígenes y las vivencias conforman la base de esta cocina elaborada por Iñaki Murúa y Carolina Sánchez, de Laguardia y Ecuador respectivamente. «Cocinamos como somos» dicen, y es que su cocina es un poco tradicional, un poco moderna, un poco de aquí, un poco de allá, pero, sobre todo, llena de producto de temporada, técnica, provocación y verdad.

Quien quiera dejarse ver por el Ikaro podrá elegir entre dos menús: el Ikaro, con un coste de 75 euros y el Descubrir, de 60 euros. Ambos con sus alimentos más selectos presentados en platos creativos y estudiados. Y todo ello, con una cuidada selección de vinos que, en cada menú, seis copas aumentarán el precio en 40 euros o cinco copas por 35.

Kiro Sushi

Una barra de madera en la que trabaja el maestro Félix Jiménez y diez asientos a su alrededor para disfrutar de una experiencia muy especial. Un viaje a la gastronomía nipona a través de uno de sus platos más característicos: el sushi.

El chef riojano, formado en Japón, cuida hasta el más mínimo detalle en su buen hacer, basando su cocina en los pescados más frescos y de mayor calidad según la tradición japonesa. Una vivencia con los cinco sentidos que va más allá de la comida y que reivindica la autenticidad de los restaurantes de sushi, donde el resultado es un bocado a la temperatura exacta, recién elaborado y que se deshace en delicados matices de sabores y texturas. El precio del menú se sitúa en los 110 euros sin bebidas.

Subir