La Rioja

El valor de volver a los orígenes

La villa de Nájera esconde bajo sus cimientos las raíces más reivindicativas de una región que peleó por tener un nombre, una identidad, un lugar. Nájera fue el escenario del primer gran levantamiento de La Rioja el 8 de octubre de 1978, lo que se conoce como el I Día de La Rioja, cuando todavía no existía la comunidad como tal y cuando los actos institucionales brillaban por su ausencia.

De hecho, ese encuentro fue uno puramente popular donde el pueblo riojano alzó la voz bajo el lema «La Rioja empieza a caminar» en favor de su autonomía, celebrando y brindando por un momento que supuso un punto de inflexión en la historia de una tierra. La tierra con nombre de vino, pero también con nombre de lengua, cultura y patrimonio humano. Seguido vendrían actos similares en Haro, Calahorra y Logroño en el marco de una coyuntura preautonómica y de reivindicación identitaria.

Cuatro años después esos deseos empañados por una lucha social se hicieron realidad. Se firmaba así, el 9 de junio de 1982, el Estatuto de Autonomía de La Rioja y, por fin, el pueblo riojano recibió la recompensa a tantas demandas y sacrificios. Ahora, el Gobierno de La Rioja quiere reconocer ese esfuerzo que pusieron sobre la mesa las gentes de aquella Rioja todavía sin constituir.

Nájera volverá a ser el epicentro del Día de La Rioja el próximo 9 de junio de 2022. Así se ha dado a conocer este miércoles en el acto institucional que ha acogido el patio del Monasterio de Yuso en San Millán de la Cogolla ante la sorpresa de sus espectadores. Una forma de devolver a esta villa lo que dio en su días por la tierra riojana. Un acto que coincidirá con el 40 aniversario de la conmemoración de la independencia de La Rioja.

El primer edil de este municipio, Jonás Olarte, aplaude la decisión del Ejecutivo riojano de llevar a Nájera el acto más representativo de La Rioja: «Como alcalde y najerino es un orgullo que ese día se pueda celebrar aquí porque demuestra la importancia que el Gobierno le da al pueblo. Vamos a hacer todo lo posible para que sea el mejor día y ahí la parte gastronómica va a tomar gran importancia, ya sea con chuletillas, patatas a la riojana o lo que haga falta». Porque ese 9 de junio de 2022 volverá a ser un día histórico.

El emplazamiento, todavía por definir de forma oficial, apunta casi seguro a que será el entorno del Monasterio de Santa María La Real de Nájera. «A partir de ahora queda por delante todo un año para organizar y preparar un acto que conlleva mucha ilusión y que devolverá al municipio a sus raíces», señala Olarte, que afronta con ganas una etapa para diseñar un evento que girará en torno a sus raíces.

El alcalde asegura que se intentará recuperar todo lo posible el acto popular que supuso un punto y aparte en la historia de una región a partir del cual esta comenzaría a crecer con la esperanza de sus gentes por hacer de ella una tierra poderosa, «con esas características comidas populares multitudinarias en la villa».

A este término, la presidenta del Gobierno de La Rioja no ha perdido la oportunidad para recordar esta próxima cita: «Es una forma de volver a los orígenes como homenaje a todo el trabajo y los quebraderos de cabeza de tantas personas que querían formar parte de una provincia, de una comunidad que primero se llamó Provincia de Logroño y luego de La Rioja. Es una gran oportunidad, además, para visitar Santa María La Real, si es que finalmente el acto se desarrolla ahí».

Subir