Deportes

Eduardo Docampo, nuevo entrenador del Calahorra

Pocas veces se mantiene tan en secreto el fichaje de un entrenador. La complicación llega al extremo cuando éste tiene familia en la ciudad del equipo por el que ha fichado y, además, ya si es familia numerorísima como la Aldama se convierte en un doble mortal con pirueta.

Pero el club lo consiguió. Sólo hasta minutos antes de la presentación poco sabían el hombre que se encargará de dirigir al club rojillo en la nueva experiencia de la Primera RFEF.

Eduardo Docampo (47 años) es natural de Bilbao pero tiene profundas raíces calagurritanas. “Yo ya venía a La Planilla cuando era un crío con mi abuelo”, decía esta tarde en su presentación. En 2012 se puso el mundo por montera y se fue a Rusia a se el repossable de la Academia de la Selección Bielorrusa. Después pasó por Arabia Saudi, Ucrania y las últimas temporadas, de nuevo en Rusia ha sido el encargado de entrenar al FC Rubin Kazan y el FC. UFA, ambos de la Premier Rusa.

«Vengo de equipos humildes que lugar por entrar en UEFA o Champions pero en mi cabeza siempre estaba volver a España y qué mejor que hacerlo de la mano del Calahorra, un club que se nota que quiere seguir creciendo», comentaba.

No le tiene miedo a la experiencia que va a vivir en Calahorra con un grupo, que se ha conocido esta tarde, donde abundan los grandes equipos. “Vamos a jugar bien y a hacer disfrutar al aficionado, que al fin y al cabo es lo más importante”, comentaba explicando que sus equipos “son de jugar bien al fútbol porque allí hay que conseguir que la gente vaya a los campos”.

Encantandos con la idea de que sea Eduardo Docampo quien “se convierta en la piedra angular del equipo” (según ha dicho el presidente, Tomás Lorente), desde el club también han valorado el grupo en el que le ha tocado jugar al Calahorra. “Yo había votado la otra opción porque creo que para el aficionado era más cómoda. Sabemos que hay grandes equipos pero el Calahorra siempre ha apostado por competir”, finiquitaba el presidente.

Eduardo Arévalo además aprovechaba para advertir a la afición. “Al aficionado siempre le gusta que su equipo gane, cuando jugábamos contra el Alfaro en Tercera, contra el Leioa en Segunda B y ahora que jugaremos contra el Depor en la Primera RFEF y para darle armas al equipo para poder hacerlo hay que hacerse socio y que las empresas apuesten por el proyecto”, comentaba. “Estamos en una categoría que no le corresponde al Calahorra por presupuesto pero vamos a trabajar porque, al menos, haya por debajo de la tabla cinco equipos”, comentaba poniendo como objetivo seguir creciendo y si es posible mantenerse en la categoría.

Subir