La Rioja

Logroño, preparada para convertirse en ‘Ciudad 30’ a partir del 11 de mayo

Logroño ultima la adaptación de sus para convertirse en ciudad 30. Una medida que viene motivada por la reforma del Reglamento de Circulación de la Dirección General de Tráfico y que entrará en vigor el próximo martes, 11 de mayo. Así lo ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, junto con Beatriz Zúñiga, jefa provincial de Tráfico.

La concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible lleva adaptando las calles desde el día 7 de marzo para convertirlas en calles 30 en coordinación con la Dirección General de Tráfico, Policía Local, técnicos y responsables del Ayuntamiento de Logroño y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Jaime Caballero ha agradecido “la implicación de la DGT y su estrecha colaboración con el Ayuntamiento de Logroño en todas las acciones de pacificación que se están llevando a cabo y en esta adaptación al nuevo reglamento, así como su generosidad a la hora de poder usar los materiales divulgativos de la Dirección General de Tráfico”.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible ha recordado que este límite de velocidad a 30 forma parte de los seis programas de actuación de “Logroño Calles Abiertas”. “La adaptación de regulaciones y la necesidad que tiene la ciudad de implantar el límite de 30 kilómetros por horas. como referencia era uno de nuestros objetivos cuando pusimos en marcha en abril del año pasado este programa en la ciudad y gracias a la DGT podremos cumplirlo ahora en mayo”, ha señalado.

Caballero ha indicado que el hecho de que Logroño sea Ciudad 30 sirve también para avanzar en una movilidad más sostenible y una ciudad más habitable. «Y de forma más concreta e inmediata contribuirá a reducir el ruido del tráfico y, sobre todo, a reducir el inaceptable número de atropellos que sufrimos en la ciudad».

Jaime Caballero ha explicado que este cambio en el reglamento “era algo muy ansiado en las ciudades para generar un cambio en la forma de conducir, puesto que se trata de un mensaje claro a los coches que circulan y entran en la ciudad: ya no son los protagonistas, sino que tienen que convivir con el resto de usuarios de la vía de una forma respetuosa y segura”.

Cómo se aplicará el reglamento

De forma general, el límite de 30 kilómetros por hora se aplicará en las vías de un único carril por sentido de circulación y, en las vías de dos o más carriles por sentido de circulación, el límite seguirá siendo de 40 kilómetros por hora. «Se trata de uno de nuestros objetivos como Equipo de Gobierno, así lo hemos manifestado siempre, hemos ido avanzando en algunas calles principales como Vara de Rey o algunas zonas pacificadas como Madre de Dios y esta modificación del reglamento de la DGT impulsa y refuerza nuestras políticas de movilidad», ha apuntado el edil.

La modificación del reglamento permite a los ayuntamientos realizar las excepciones que considere necesarias, que en el caso de Logroño se trata principalmente de mantener la velocidad 40 en las calles periurbanas de un carril por sentido como Avenida de Burgos y por otro lado, en la mayoría de calles de dos carriles por sentido, convertir el carril derecho en ciclocarril 30 de igual forma que actualmente está en Gran Vía, pasarán a ser calles como Portillejo, Duques de Nájera o Clavijo, por ejemplo.

“Esto significa que de forma casi inmediata Logroño pasará a tener 40 kilómetros de ciclocarriles», ha dicho Jaime Caballero. Algunas calles céntricas como las que rodean el Paseo de El Espolón también serán de 30 km/h a pesar de tener más de un carril por sentido.

El objetivo que el Ayuntamiento de Logroño busca con esta normativa, en sintonía con la DGT, es “reducir los accedentes graves, aunque también se pretende favorecer la convivencia de los diferentes modos de transporte y reducir el ruido del tráfico en la ciudad. Reducir la velocidad máxima no significa que tardemos más en llegar al destino, al contrario, las evidencias demuestran que el tráfico puede ser más fluido si se unifica la velocidad de todos los usuarios de la vía”, ha explicado Jaime Caballero.

Subir