Deportes

El atletismo femenino brilla en la pista: «Es el deporte más igualitario»

Las atletas riojanas tiran del tartán de forma incontestable en La Rioja. A diferencia de otras disciplinas deportivas, ellas se llevan todo el protagonismo y mejoran, con creces, el resultado de sus compañeros masculinos. Tres nombres destacan por encima del resto en La Rioja: Elba Parmo, Patricia Ortega y Patricia Urquía.  Las tres, con un denominador común: se han tenido que ir fuera de su región de nacimiento para cumplir su sueño. En este 8-M, es momento para reconocer el talento de estas deportistas, pese a todas las adversidades.

Patricia Urquía (Logroño, 19 de enero de 1999) es una joven velocista con mucha proyección. Sin embargo, se ha tenido que ir al Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat para competir a buen nivel con su equipo, el Scorpio-71: «Acabo de terminar la temporada en pista cubierta y va a empezar la temporada al aire libre, llevo cuatro días entrenando. Estoy empezando a cargar, vengo de una lesión bastante larga y mi objetivo es intentar a meterme en el equipo nacional de relevos sub-23 y llegar al Europeo de Pista Cubierta de Noruega (Bergen, próximos 8 al 11 de julio).

Para la deportista, el atletismo es bastante igualitario: «Cada uno compite siempre contra gente del mismo género, todos tenemos las mismas pruebas. En España siempre hemos tenido alguna estrella que ha destacado por encima de los demás. Hemos tenido a Ruth Beitia. A nivel de diferencias de género, no hay muchas desigualdades».

¿Por qué no puede competir en La Rioja? «No se puede entrenar en el Adarraga. A nivel de entrenamiento y muscular, no se puede. Lo notas. Conozco al grupo de entrenamiento, mi hermano sigue entrenando ahí y sé lo que hay. Todo son problemas y luego cuando se consiguen resultados, todo el mundo quiere salir en la foto. Ir a peor sería muy difícil, habría que empeorar mucho para hacerlo». Con grandes resultados en el 100 y el 200 metros lisos, la atleta renunció a competir con La Rioja.

Sin embargo, el cambio de presidencia en la Federación Riojana de Atletismo, con Carlos Mir, da esperanzas a Urquía: «Tiene ganas y pueden cambiar las cosas. Actualmente, tengo apoyo por parte del Gobierno de La Rioja y de Rioja Deporte. Pero como atleta, la Federación no nos da nada. No se habla de nosotras en sus redes sociales, no se publican resultados y no se nos pregunta cómo estamos. La Federación está porque tiene que estar, nunca he recibido nada, no me quejo de mi comunidad; como deportista estoy apoyada, como atleta, no».

Elba Parmo (Logroño, 13 de julio de 1999) viene cosechando medallas y buenos resultados en la temporada de pista cubierta y afronta ya el curso al aire libre. Es otra pieza clave del éxito femenino: «Tenemos que estar muy orgullosas, tanto desde el presidente como todas las partes de arriba. En La Rioja siempre ha habido nivel en chicas, pero Manu y Pablo están ahí también. A mí me respetan las lesiones, puedo entrenar con normalidad y darlo todo. Ojalá que se recuperen todos, para que estemos en el top».

En una mirada en relación al 8-M, la atleta del FC Barcelona es optimista acerca de su deporte: «Creo que es el deporte más igualitario en cuanto a hombres a mujeres, las becas y ayudas también son las mismas. Hay igualdad pura. En otros deportes como en el fútbol sí ves que la diferencia es una pasada. A las chicas nos patrocina Iberdrola y a los chicos, LaLigaSports. Nunca he tenido ninguna mala experiencia por ser mujer, no pasa como en otros deportes. A una chica jugando al fútbol sí le pueden decir cosas, pero yo estoy contenta porque en mi disciplina nunca pasa esto».

«Tengo mucha ilusión por demostrar todo lo que he estado entrenando. Las competiciones me han salido muy bien, he mejorado una décima y media, no estoy del todo contenta, porque pensamos que podía haber corrido un poco más. Las sensaciones no han sido buenas del todo, a ver si puedo mejorar al aire libre». ¿Cuáles son sus próximas metas? «Quiero mejorar mi marca personal en 100 metros vallas y conseguir la mínima para el próximo europeo sub-23 de Bergen», explica. Un objetivo que comparte con Urquía.

Mientras Urquía partió hacia Cataluña, Parmo lo hizo hacia Madrid: «Menos mal que me fui, porque la pista cada vez está peor. En Madrid estoy contentísima, instalaciones de 10 y además tengo beca en el Centro de Alto Rendimiento de la Blume».

La deportista expresa por el arreglo de las pistas del Adarraga (Logroño) y Calahorra, prometido por el Gobierno de La Rioja: «Así podré volver dos o tres semanas a Logroño, sin tener que estar yendo hacia pistas cercanas como Pamplona, solo porque aquí no podía entrenar».

Subir