La Rioja

El enfado de un chófer de autobús en la nieve: «Como para matarse»

La nevada que este fin de semana ha cubierto de blanco prácticamente toda la comunidad tiene dos caras. La primera muestra espectaculares estampas delos municipios bañadas por la nieve, pero la segunda es mucho menos agradable, pues compromete la seguridad en la carretera.

Debido a la presencia de nieve y hielo en la calzada decenas de vehículos de los servicios públicos tuvieron que ‘orillarse’ y esperar a que el temporal escampase. Y a este respecto, uno de los conductores del servicio de autobús del Gobierno de La Rioja no ha ocultado su enfado por lo que considera una falta de previsión de los equipos quitanieves.

En la madrugada de este lunes optaba por aparcar su autobús en los Cameros, con siete grados negativos en el termómetro y la calzada impracticable. «No me atrevo a subir a Montenegro, es todo hielo. No echaron sal, no hicieron nada y vamos a tener un problema serio si subimos hasta allí», lamenta en el vídeo que ha remitido a este medio.

En otro punto de su ruta, el empalme entre la carretera de Villanueva y Ortigosa, su enfado fue a más: «Ni una pizca de sal. No me voy a meter, es arriesgarse muchísimo. Ni sal ni hostias, como para matarse».

Críticas de la oposición

Este mismo lunes, el Partido Popular de La Rioja ha denunciado la «falta de previsión» del Gobierno de La Rioja en la limpieza de nieve acumulada en diferentes carreteras regionales y «el desabastecimiento de sal que han sufrido algunos ayuntamientos riojanos durante este primer temporal invernal».

Según el PP, diferentes alcaldes de la zona de Cameros se han puesto en contacto con esta formación política para alertar que sus municipios habían quedado incomunicados este lunes a consecuencia de la nevada caída durante la pasada noche y «ante la inacción del Gobierno de La Rioja».

Los regidores aseguran que «no ha habido máquinas quitanieves trabajando en la zona durante la pasada madrugada» y que esta situación ha provocado que fueran los propios vecinos de municipios como Villoslada de Cameros, El Rasillo, Ortigosa de Cameros, Villanueva de Cameros, Lumbreras, Gallinero de Cameros y Pradillo, entre otros, «los que han tenido que limpiar la nieve que impedía transitar por las carreteras».

Subir