CARTA AL DIRECTOR

Traumas emocionales infantiles en los Puntos de Encuentro de La Rioja

Los puntos de encuentro de la Rioja se crearon con la funcionalidad de que las madres llevasen a sus menores para que pasaran un rato con sus padres en los conflictos de custodia. Espacios donde debería reinar la «neutralidad, la confortabilidad y la profesionalidad», pero todo esto queda lejos de la cruda realidad.

Lugares poco confortables, sin espacios de juegos, sin medios, ni preparados para atender y preparar a «los menores»; subcontratas que cambian su vida en apenas unos segundos.

Las madres, en muchas ocasiones llegan ahí tras haber denunciado episodios de violencia de genero, tras muchas noches de sufrir en silencio y miedo. Antecedentes que en la mayoría de ocasiones no se pueden demostrar por falta de equipos de profesionales preparados y cuya consecuencia deriva en los menores por tener «progenitores conflictivos que no mantienen buena relación». pero el core sigue siendo «la familia unida jamás será vencida».

Nadie las advierte que antes cursar denuncia en un hospital o ante los cuerpos de seguridad del estado, necesitan un buen abogado/a que les explique el crudo camino que van a comenzar, para que reflexionen si es mejor seguir «sufrir en silencio» para salvaguardar a los menores (Que las denuncias se sobresean no significa que sean falsas ni que los hechos no se hayan producido).

Nadie las advierte ni las preparan para la pesadilla en la que se convertirá sus vida; ya que esos lugares que deberían ser neutrales, seguros y sobre todo deberían ser «garantes de la salud física y emocional» del menor acaban convirtiéndose en autenticas «torturas» para las madres y los menores causando «verdaderos traumas en los niños».

Nadie cuenta en los Puntos de Encuentro Familiares de la Rioja, la falta de transparencia, ni informan a los usuarios de quienes serán los profesionales que van a gestionar el caso, ni las medidas que se tomaran para verificar las neutralidad de los informes emitidos, juzgando de manera beligerante en muchas ocasiones a las «madres».

En este sentido, los juzgados de Familia de la Rioja, quedan predispuestos por los informes del Punto de encuentro familiar y un informe de los psicólogos forenses que estudian a los menores en un tiempo insuficiente, ridículo limitado a una cita de un medico generalista de la seguridad social; importándoles poco o nada las consecuencias del desarraigo del entorno emocional del menor

Los intereses del menor quedan sin maldad, relegados a un último plano, las leyes no los «escuchan», no los protegen, los Gobiernos regionales no dotan a las instituciones de medios, de equipos profesionales, de herramientas; y como toda acción tiene su «reacción» vuelve a producirse otra «revictimización» del menor.

Padres y madres que agonizan una espera media de dos años para que el equipo psicosocial cuya premisa debería velar por el «menor» y la agilidad de los procesos, intervenga; tiempo en que la lesión al menor va creciendo.

Todo el sistema esta «mal estructurado desde los inicios» por ende muchas madres no denuncian, ¿pero quien será el Gobierno de la Rioja valiente que ponga el cascabel al gato?

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir