Agricultura

La revolución del producto local se hace notar: «Solo falta una regulación»

Organizaciones, asociaciones y administraciones han aunado fuerzas para sacar por lo más alto al producto local de La Rioja. Lo único que falta es una pronta regulación de la venta directa que permita crear un registro único de productores locales, una figura tan solo pendiente de reglamentar en dicha comunidad y Madrid, avanzar en el desarrollo de nuevas propuestas encaminadas a este mercado y «luchar contra la competencia desleal».

Así lo ha recalcado el presidente de ARAG-ASAJA, Eduardo Pérez, durante la jornada de venta directa de productos agrarios organizada este viernes en colaboración con los diferentes grupos de acción local, la Indicación Geográfica Protegida Pimiento Riojano y la Asociación Riojana de Ovino y Caprino. Una actividad a la que han acudido unos 25 productores locales para acercar sus nuevas formas de negocio y que se enmarca dentro del proyecto ‘Mejor cuanto más próximo’.

«El objetivo es cerrar esa cadena de producción y comercialización porque es lo que demanda, cada vez más, la sociedad: unos productos de calidad y de ‘kilómetro 0’, responsables con el medio ambiente. El COVID-19 nos ha impedido realizar el mercadillo en nuestras instalaciones de Tricio este sábado con casi una veintena de expositores y productores, pero el proyecto sigue en pie y esperamos reanudarlo en próximas fechas», ha puntualizado el presidente de organización agraria.

Pérez ha recordado la calidad y valor de los productos de la huerta y las explotaciones ganaderas riojanas, «lo cual no abunda en muchas comunidades autónomas». «Es necesario reforzar esa unión entre los diferentes productores profesionales locales para que se cree un proyecto común que fortalezca nuestra economía», ha añadido.

Al evento también ha asistido la consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, quien ha aplaudido el desarrollo de esta actividad como «una iniciativa emblemática para apoyar el valor de lo local, situando a agricultores y ganaderos como columna vertebral de la economía que definen la identidad de nuestra región». Un proyecto en el que el Gobierno de La Rioja colabora económicamente y que se suma a la estrategia regional de promoción agroalimentaria impulsada por la Consejería.

«Estamos ya en una fase final de definición de la iniciativa que se basará en el impulso del consumo del producto de proximidad en un contexto, además, en el que el consumidor está en una posición de reconocer el valor de este producto y apostar por él», ha señalado la consejera. Unas medidas que verán la luz «en las próximas semanas» pero que desde el Gobierno no han querido concretar con el fin de que «salgan a la luz con mayor fuerza».

En paralelo, Hita se ha referido a la convocatoria de la orden de apoyo a las acciones de promoción de las producciones agroalimentarias de calidad de 2020 dotada con 452.000 euros y que se resolverá por concurrencia competitiva. «La revolución de los productores está aquí. La revolución hoy es volver a los orígenes. Deseamos conocer el relato del productor y su vínculo con su territorio. Queremos poner rostro al alimento fresco que llega a nuestra mesa», ha resaltado.

Subir