Crisis del Coronavirus

La Rioja pedirá la aplicación de la ‘Fase 1’ a partir del 11 de mayo

La Rioja pedirá su aplicación a partir del 11 de mayo

El Gobierno de La Rioja pedirá al Gobierno que la comunidad se incorpore el próximo 11 de mayo a la ‘Fase 1’ de la «desescalada». Según ha podido confirmar NueveCuatroUno, los responsables de la gestión de la epidemia trasladarán a Moncloa su plan antes del miércoles, fecha establecida por el Ministerio para que las comunidades puedan solicitarlo.

Este mismo lunes, no en vano, el Gobierno de La Rioja celebrará una reunión interconsejerías con el propósito de planificar los cambios que deberá acometer el Ejecutivo en cada una de sus áreas de acción para adecuarse a las exigencias fijadas por el Ministerio de Sanidad para avanzar de etapa en la «desescalada».

Los marcadores fijados por el Estado para poder avanzar entre las fases de la «desescalada» aluden principalmente a la capacidad del sistema sanitario para hacer frente a un posible repunte de los casos y a los índices de contagiosidad en el territorio, requisitos que en esta fase de la pandemia son favorables a la región.

El número de hospitalizados a fecha de este domingo es de 115 personas (13 de ellas en la UCI, con capacidad para 45 pacientes), lo que representa el registro más bajo de las últimas siete semanas. El número de plazas COVID-19 habilitadas en los hospitales riojanos en la fase más aguda de la pandemia ronda las 450, más del triple de las ocupadas actualmente.

Lo que pide el Ministerio

Las exigencias que deben cumplir las comunidades hablan de la disposición de entre 1,5 y 2 camas UCI por cada 10.000 habitantes (actualmente cuenta con 1,42, si bien el Gobierno ha anunciado su intención de ampliar esta ratio) y entre 37 y 40 camas por cada diez mil vecinos para pacientes agudos ante un posible rebrote de la enfermedad.

En el ámbito asistencial, Sanidad insta a las comunidades a «velar por garantizar la suficiente disponibilidad de profesionales sanitarios». Si bien «no se recomienda un número de profesionales inferior al existente el 27 de marzo (…), sí será necesaria la reorganización de los mismos de acuerdo con las prioridades de esta fase de transición, dotando a las estructuras de Salud Pública y Atención Primaria de los recursos necesarios».

Respecto a los contagios, el Estado valorará la evolución epidemiológica en el territorio «en materia de transmisión, casos activos y capacidad de identificación (número de pruebas realizadas), aislamiento y control de casos y contactos».

En este sentido, la curva también refleja un notable descenso en las últimas fechas y, desde la incorporación de los trabajadores ‘no esenciales’ a sus puestos el pasado 13 de abril han caído en casi un 90 por ciento. De hecho, la ‘Tasa R0’ (que mide la contagiosidad en un territorio) ha caído en La Rioja hasta el 0,48 (Sanidad da por controlada la epidemia con registros por debajo de 1) y la tasa de crecimiento de la pandemia es actualmente en La Rioja de -9,8 por ciento: la sexta más baja del país.

Novedades en la ‘Fase 1’

De aplicarse la ‘Fase 1’, a partir del 11 de mayo podría reabrir el pequeño comercio (no así los centros comerciales), «bajo estrictas condiciones de seguridad». Además, las terrazas de los establecimientos de hostelería también podrían habilitarse, sin superar en ningún caso la mitad de su ocupación. La ‘Fase 1’ implica, además, la apertura de los hoteles con limitaciones, entre otras medidas.

Otra de las novedades de la siguiente etapa de la «desescalada» es la celebración de velatorios con la presencia de hasta 15 personas, si se trata de ceremonias al aire libre; y de diez personas si se produce en espacios cerrados. También podrán reatomarse las reuniones de hasta diez personas, siempre y cuando sus participantes respeten la distancia de seguridad.

Subir