La Rioja

La ‘nueva’ Plaza de Abastos de Logroño vuelve a la casilla de salida

Borrón y cuenta nueva para el Mercado de San Blas. La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Logroño ha declarado desierta la licitación del estudio de viabilidad previo a la concesión de obras del Mercado de San Blas, iniciada el pasado mes de mayo y al que concurrieron los estudios RST Arquitectura (de Logroño) y Baika Mercados (de Álava).

El portavoz municipal ha indicado que ambas propuestas son «inasumibles» por cuestiones técnicas, ya que el mercado es un edificio protegido y las actuaciones previstas obligarían a cerrar las instalaciones durante dos años, algo que «tanto el Ayuntamiento como los comerciantes consideramos inviable».

Desde el Ayuntamiento han indicado que, toda vez que la reforma de este espacio vuelve a la casilla de salida, el próximo paso consiste en la aplicación de un acuerdo alcanzado recientemente con los propietarios de los puestos del mercado para dotar de actividades la tercera planta y, así, «garantizar el flujo de compradores y visitantes». Acciones que, por el momento, no se han concretado, pero de las que el consistorio dará cuenta una vez queden perfiladas.

El portavoz municipal ha indicado que «el Ayuntamiento quiere mantener este espacio simbólico del centro de la ciudad», recalcando el «absoluto» apoyo al comercio local. «Nuestra intención es recoger las ideas que van llegando para modernizar un espacio que por céntrico merece la atención necesaria por parte de este equipo de Gobierno», ha explicado Kilian Cruz-Dunne.

Consultado sobre si queda descartada una gran obra en este enclave, Cruz-Dunne ha indicado que «habría que escuchar a los comerciantes del mercado para entender qué es una gran obra, pues ellos nos aportan una serie de sugerencias que, en su suma, se definen como una gran actuación».

Mientras tanto, «están abiertas todas las propuestas para enfocar la supervivencia del mercado en las mejores condiciones posibles para los propios comerciantes», muchos de los cuales cuentan con concesiones que expiran el próximo 31 de diciembre, si bien el portavoz ha matizado que «se pueden renovar».

«En las últimas semanas (los propietarios de los puestos) han hecho llegar nuevas iniciativas al hilo de lo que se puede ver en otras ciudades respecto a la incorporación de nuevas tecnologías», que se incorporarán al estudio del Ayuntamiento para dotar de una nueva vida al mercado por excelencia de la capital riojana.

Click para comentar

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir