La Rioja

Logroño borra las huellas del franquismo con el último cambio de calles

Logroño cambiará el nombre de las seis calles franquistas de la ciudad

El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles el cambio de denominación de las últimas seis calles con denominaciones franquistas en la capital riojana.

En concreto, los cambios de nombre afectan a las siguientes calles:

  • García Morato pasará a llamarse Pilar Salarrullana
  • Milicias pasará a llamarse Luisa Marín Lacalle
  • Víctor Pradera pasará a llamarse María Zambrano
  • Plaza  Alférez Provisional pasará a llamarse Plaza de la Diversidad
  • Avenida Juan Yagüe pasará a llamarse calle Barrio de Yagüe
  • Avenida Jorge Vigón pasará a llamarse Avenida de la Solidaridad

El cambio de nombres se someterá a votación en el pleno del mes de marzo y el portavoz municipal ha apuntado que esta decisión es «una cuestión de Ley». «Además de cumplir con la Ley de Memoria Histórica, cierra un proceso que se inició el 29 de diciembre de 2009, cuando el pleno aprobó el acuerdo por la que se creó la comisión para el estudio y la aplicación de la Ley de Memoria Histórica», ha indicado.

La concejala de Igualdad, Eva Tobías, ha destacado que el cambio de nombre de calles ha tenido en cuenta la escasa presencia de las mujeres en el callejero de Logroño (apenas un 6,7 por ciento). Por tanto, con el fin de reconocer y visibilizar la contribución de las mujeres a la sociedad, en el nuevo callejero de Logroño aparecerán las calles Pilar Salarrullana, Luisa Marín Lacalle y María Zambrano.

La primera de ellas, Pilar Salarrullana de Verda (nacida en Zaragoza en 1937 y fallecida en Logroño en 2009) fue escritora, profesora, luchadora y mujer que se atrevió a luchar contra las sectas. Fue una política que llegó a ser concejala y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Logroño en los años 90, además de diputada por La Rioja en la década de los 80.

«Pilar fue un ejemplo en muchos sentidos, un auténtico referente político para las mujeres y una persona con un compromiso cívico inquebrantable. Además, Pilar fue una visionaria respecto al desarrollo urbano, protagonista indiscutible de iniciar el proceso de peatonalizaciones de Logroño y hoy esta ciudad le debe la valentía de comenzar a trabajar en este modelo de urbanismo que impera en la mayor parte de las ciudades modernas», ha indicado la concejala de Igualdad y Convivencia.

Por otro lado, Luisa Marín Lacalle (Logroño, 1884-La Grajera, 1936), ha explicado Eva Tobías Olarte, «fue una activista sindical, una mujer que luchó por los derechos de los y las trabajadoras, precursora también de la justicia social».

Luisa Marín Lacalle fue operaria de Tabacalera, en Logroño. Es una de las protagonistas de la historia logroñesa de comienzos del siglo XX como presidenta y animadora de la Unión Tabacalera. Fue una pionera del empoderamiento femenino y obrero.

En 1919 participó en la constitución de la Sociedad de Obreros y Obreras de la Fábrica de Tabacos de la que fue presidenta durante la dictadura de Primo de Rivera. Encabezó las luchas obreras de la fábrica de tabacos, promovió medidas para las obreras lactantes y otras mejoras laborales para las trabajadoras. El 9 de agosto de 1936 fue encarcelada en la cárcel provincial y el 22 del mismo mes, junto con su compañera Carmen Villar, presidenta del Gremio de Cigarreras de la CNT, asesinada en La Grajera el 22 de agosto de 1936.

Por último, María Zambrano Alarcón (Málaga, 1904-Madrid, 1991), pensadora, filósofa y ensayista española, fue una mujer de gran compromiso cívico y cuyo pensamiento poético es imprescindible para conocer la historia de nuestro país. Un referente que no vio reconocido su trabajo en España pasado su exilio, en el último cuarto del siglo XX. Recibió el Premio Príncipe de Asturias y el Premio Cervantes en 1981 y 1988, respectivamente. María Zambrano es más conocida por sus ensayos filosóficos que por sus ‘delirios’, palabra con la que ella misma nombró a su poesía.

Comentarios
Subir