La Rioja

José Ignacio Pérez: «La autopsia de la niña no es concluyente»

El delegado del Gobierno en La Rioja, José Ignacio Pérez, ha apelado este martes a la prudencia ante el ‘Caso Carolina’, que ha conmocionado a La Rioja desde que este lunes apareciera la pequeña muerta en el Hotel Los Bracos de Logroño. En la primera declaración oficial realizada por una institución en la región, 37 horas después de que se encontrara el cadáver de la menor, el discurso ha puesto el acento en no hablar de un asesinato ni de una presunta asfixia.

«Se ha guardado prudencia durante estos días y sigo apelando a la prudencia. Hay muchos indicios, pero son sólo indicios. Tenemos hechos: una niña de cinco años muerta y la abuela de esta menor que ha fallecido a través de un suicidio por ahogamiento en el río«, ha señalado el delegado del Gobierno.

A partir de ahí, ha explicado Pérez, no hay otros hechos: «La autopsia de la niña no es concluyente respecto a lo que le ha podido suceder y las causas de la muerte. No adelanten, por favor, cuál es la causa porque la autopsia no es concluyente y hay que esperar a nuevas pruebas que identifiquen con claridad la causa de la muerte».

«Esta prueba, unida con la declaración que esperemos que se produzca de la madre de la niña, nos podrá introducir en el campo de la verdad. Hasta ahora, por lo tanto, les pido prudencia a la hora de calificar los hechos como una figura delictiva porque no se ha dado ese paso».

La madre está detenida en la unidad psiquiátrica del hospital, ha detallado el delegado del Gobierno, resaltando que se debe esperar hasta el jueves, cuando finaliza el plazo para que pueda declarar ante la policía: «También les puedo añadir que no es colaborativa».

«Ella está detenida porque hay indicios que pueden llevarnos a la base delictiva, por lo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han entendido que era prudente que pasara de estar vigilada a detenida», ha añadido.

Pérez ha reconocido que hay cartas de la madre y la abuela, pero que estas no son incriminatorias: «Se dan indicios de que van a cometer una serie de actos, pero no se dicen cuáles. Fundamentalmente de abandonar esta vida, pero no respecto a la niña».

«La familia de Haro y toda España está detrás de la familia porque se imaginan a un padre en esas circunstancias. A todo el mundo le parece horroroso», ha concluido.

Comentarios
Subir