La Rioja

«Tenemos un plan para convertir al Aeropuerto de La Rioja en referente»

El Gobierno trabaja en «un plan para convertir Agoncillo en un referente»

Carreteras, transportes, obras públicas e infraestructuras; sostenibilidad y transición ecológica; calidad ambiental, medio ambiente y medio natural; gestión integral del agua, energía y transición energética y cambio climático. Esta relación de sustantivos bien podría pasar por algún tipo de ejercicio para favorecer la memoria, pero son todas las responsabilidades que aglutina la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica.

Al frente de esta cartera transversal se encuentra José Luis Rubio, un hombre -cabe suponer- atareado. No solo por la cantidad de áreas que dependen de su gestión, sino porque en lo relativo a infraestructuras y comunicaciones le ha tocado capear con varios frentes de alcance: la ‘crisis de los camiones‘ en la AP-68, Agoncillo convertido en un aeropuerto sin aviones y el ferrocarril riojano en una situación delicada tras dejar Adif sin el cartel de ‘estratégicas’ a todas sus estaciones.

– Su aterrizaje en la Consejería no ha podido ser más intenso en cuanto a la actualidad relacionada con las infraestructuras. La Rioja aguarda un desenlace al traslado obligatorio de los camiones a la AP-68.

– Es un tema complicado en el que, cuando no tienes el discurso ni el lenguaje jurídico cuesta aún más. Hay que tener dos cosas claras: por un lado esperamos la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y ya tenemos una sentencia del Supremo que anulaba el convenio con el Ministerio de Fomento y Avasa. Estamos la espera de recibir un nuevo borrador del Real Decreto para poner en marcha de nuevo el convenio. La prohibición de los camiones a circular por la N-232 sigue vigente porque así lo establece la Ley de Carreteras y la resolución de la DGT de 2019, por lo que los vehículos pesados seguirán circulando por la AP-68.

– Grupo Arnedo consideró «irresponsables» sus declaraciones en las que aseguraba que los camiones no volverían a circular por la N-232 fuera cual fuera el sentido de la sentencia del TSJM.

– Todos debemos entender que lo que aquí prevalece es el bien común y la vida de los ciudadanos. Con ese principio prevalece también el de reducir la siniestrabilidad, tal y como ha quedado acreditado desde que se estableció el desvío de los camiones. Contamos con el apoyo legal, con el apoyo social y el apoyo político entre el Gobierno central y regional y tenemos muy claro que los camiones tienen que circular por la AP-68.

– Estamos a las puertas de unos comicios generales, ¿puede ser un cambio de Gobierno un ingrediente más en esta fórmula ya de por sí compleja?

– No. No hay ningún riesgo de que la AP-68 siga recibiendo los camiones. Las prohibiciones y la Ley de Carreteras siguen vigentes.

Liberación de la AP-68

– La concesión administrativa a Avasa expira solo tres años después que la presente legislatura. ¿Confían en que, de algún modo, la autopista de peaje quedar liberada antes de 2026?

– La concesión de la autopista tiene su vigencia y acaba en 2026. Lo importante respecto a esta infraestructura es su vertebración y en eso insistimos con el Ministerio y con Avasa. Está redactado el proyecto de la salida a Lodosa y Pradejón y este Gobierno va a incidir en que esa salida se ponga en marcha.

– Descarta, por tanto, mantener contactos con la concesionaria para alcanzar algún acuerdo antes de ese plazo.

– Hay conversaciones pendientes y estamos en contacto permanente por este proyecto y otros asuntos. La idea de este Gobierno es seguir trabajando en la vertebración de la AP-68; un trabajo que ya se viene haciendo con la Ronda Sur.

– Somos la comunidad con menos kilómetros de autovía de España. ¿Se debe a que Madrid se ha olvidado de nosotros o a que los riojanos no hemos sido lo suficientemente exigentes?

– Soy una persona que mira al futuro y el ciudadano quiere que seamos consecuentes; dejemos el pasado al margen y trabajemos con el futuro en el horizonte. Ahora mismo tenemos una inversión estatal de 111 millones de euros para la Ronda Sur y van a venir otras inversiones a La Rioja procedentes del Estado. Trabajar con un Gobierno central que, por supuesto, continuará siendo socialista a partir del 10 de noviembre, va a ser fácil y continuaremos buscando nuevas inversiones para que La Rioja se convierta en una comunidad bien comunicada.

Un plan para el aeropuerto

– En lo que respecta al aeropuerto de Agoncillo, ¿ha habido algún tipo de acercamiento con Air Nostrum o con otros operadores para recuperar los vuelos?

– Este Gobierno ha tenido siempre claro que no queremos perder una infraestructura como el aeropuerto porque es necesaria. Es la vía más rápida de comunicación que una comunidad pequeña como La Rioja necesita para estar comunicada internacionalmente.  Pasar de Logroño a un vuelo a la T4 y enlazar con un vuelo internacional es la vía más rápida y, por eso, vamos a intentar que el aeropuerto se quede abierto. Air Nostrum se ha comprometido a mantener sus vuelos hasta el 20 de febrero y, a partir de entonces, quedarán conversaciones pendientes con la compañía. Pero podemos ser diligentes y poner en marcha la Obligatoriedad de Servicio Público (OSP) para establecer las necesidades de vuelos y frecuencias. Vamos a intentar tener abierto el aeropuerto y con un horario que va a permitir que a otras empresas les resulte atractivo para operar en él; de eso estoy seguro.

– El consejero de Hacienda se comprometió a presentar el próximo día 15 un borrador de los Presupuestos que, entiendo, debe contemplar o no una partida específica para el aeropuerto.

–  En el Presupuesto de esta Consejería tendremos pendientes las cantidades necesarias para mantener la aportación, pero como vamos a acelerar la Obligatoriedad de Servicio Público del aeropuerto a lo mejor no es necesario que contemplemos esa partida. Hay un compromiso con AENA que puede agilizar mucho el trámite.

– ¿Cómo se convierte en atractivo un aeropuerto para que varias operadoras consideren invertir en él?

– Lo más importante es que se ha demostrado un aumento de usuarios. Queremos incidir en que La Rioja es atractiva desde el punto de vista comercial e industrial, pero La Rioja es atractiva también desde el punto de vista del turismo de fin de semana y los turistas no tienen en la actualidad esa opción en Agoncillo. Estamos estudiando establecer una conexión con Barcelona para que los visitantes vengan un viernes por la tarde y puedan volver un domingo por la tarde para disfrutar de La Rioja durante el fin de semana.

– ¿Es aplicable un modelo como el del aeropuerto de Foronda, que ha experimentado un crecimiento exponencial en muy poco tiempo, en La Rioja?

– Foronda ha acertado en el transporte de mercancías, pero en La Rioja ni siquiera hemos barajado esa línea de comercio. No obstante, hemos barajado otras posibilidades que pueden convertir al aeropuerto de Agoncillo en un referente. No puedo avanzar nada porque la empresa que está trabajando en la Obligatoriedad de Servicio Público (iPlan) está analizando la idea que le hemos lanzado para hacer que Agoncillo se rentabilice: tenga vuelos, tenga uso y genere empleo.

– ¿Puede avanzar algo acerca de ese proyecto?

– Cuando presentemos el borrador de la Obligación de Servicio Público la empresa marcará la tendencia que se debatió en una mesa y le pareció interesante, al igual que descartamos muy rápido la opción del servicio de transporte de mercancías.

Una quinta propuesta en el AVE Logroño-Miranda de Ebro

– Tras muchos vaivenes en muy poco tiempo, ¿cuál es el rumbo de la comunidad respecto a la Alta Velocidad Ferroviaria en estos momentos?

– Este Gobierno ve fundamental el transporte ferroviario desde un punto de vista estratégico. Tenemos que valorar un vial que soporte mercancías y unos viales que soporten el transporte de pasajeros. Ahora mismo están en curso dos estudios informativos: el de Logroño-Castejón y el de Logroño-Miranda de Ebro, del que estamos a la espera de conocer los cinco planes que el estudio pondrá sobre la mesa.

– Siguen ‘vivos’, por tanto, los trazados que presentó Íñigo de la Serna y que quedaron pendientes de una Declaración de Impacto Ambiental que nunca llegó a publicarse.

– Sigue activo el proyecto y tenemos que valorarlo, aunque ahora mismo las inversiones se están llevando a cabo en el tramo de Logroño a Castejón y de forma inminente se van a suprimir cuatro pasos a nivel entre Alfaro y Rincón de Soto y también queda pendiente la variante de Rincón de Soto, que tenemos que debatir con el Ministerio sobre cuándo se pone en marcha. A nivel estratégico, el tren nos va a poner muy rápido en conexión con el tramo de Castejón y sus conexiones con Madrid, Aragón y, sobre todo, Cataluña.

– Incide en el carácter estratégico del ferrocarril y, en ese aspecto, Adif acaba de eliminar el cartel de ‘estratégicas’ a las estaciones riojanas de pasajeros y mercancías.

– Adif se centraba en números para valorar el atractivo estratégico. Creo que si tuviéramos unos trenes rápidos que conectaran con el Ebro ese número de pasajeros podría aumentar.

– Otro de los grandes retos que se ha fijado el Ejecutivo autonómico es el demográfico. ¿Se puede hacer algo para revertir las dinámicas de la ‘España vaciada’?

– El compromiso es apostar por el desarrollo rural y por mantener población en el territorio. Hay municipios que han perdido habitantes de manera galopante, pero creo que ha sucedido por una sola causa: porque no hay proyecto. Ha habido proyectos que no se han puesto en marcha y eso supone perder oportunidades. Este Gobierno va a trabajar de las entidades locales para poner en marcha esos proyectos necesarios para mantener a la población en el territorio. No es una competencia exclusiva de las autonomías, ya que en las 52 Reservas de la Biosfera de España ocurre lo mismo, esencialmente porque no hay proyectos para las mujeres.

Comentarios
Subir