Gastronomía

Berta, el ‘radar’ de trufas en La Rioja: encuentra una pieza de 650 gramos

Ángel Sáenz Fernández, ingeniero técnico forestal y responsable de los Viveros Veplam, tiene en su perrita Berta una de sus compañías más fieles. El animal ostenta todos los récords de buscadora de trufas de La Rioja, región reconocida por la cantidad y calidad de sus hongos comestibles. Hay que recordar que además de setas naturales, la región es uno de los principales productores europeos de champiñón.

Berta, que demuestra la complementariedad entre su especie y la humana, ha acompañado a Ángel durante cerca de 15 años en la recolección de trufa, con métodos que respetan el medioambiente y garantizan la continuidad de la producción natural. El cariño y respeto que Ángel tiene por su animal se hace evidente en los cuidados que tiene con ella, contrario a los lamentables titulares que en la temporada estival suelen leerse y que reflejan la falta de sensibilidad y humanidad de los propietarios de muchas mascotas.

La trufa de 650 gramos localizada por Berta gracias a su buen olfato, es su mayor tesoro de esta temporada e inmediatamente ha ido a parar al centenario restaurante Cachetero de Logroño. Como dice Ángel, «quiero pensar que ella instintivamente elegía las mejores trufas para traerlas durante 15 años a Cachetero… aunque me queda la duda si cuando me daba la vuelta, él le ofrecía chuletones».

Para José Luis Vicente Gómez ‘Txebiko’, cocinero y propietario de Cachetero, «con esta trufa da pena hasta cocinar porque visualmente es alucinante, pero es que encima está madura y tiene un aroma impresionante».

«Ha sido la mejor perra que he tenido como compañera y como recolectora, así que la voy a extrañar porque su jubilación es inminente», apunta Ángel desde los Cameros riojanos.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir