La Rioja Turismo

El impacto de flotar en el aire sobre un mar de viñedos

¿Qué se siente cuando se flota en el aire? ¿Y cuando uno se eleva sobre un mar de viñedos? Suena a experiencia única, con una mezcla de magia, paz y encanto. «Nos guiamos por impactos y nosotros buscamos que toda la experiencia sea impactante, desde el primer momento», reconoce Óscar Ayala, de Globos Arcoíris, compañía que organiza vuelos desde La Rioja Alta.

Con esa premisa del impacto como leitmotiv, la primera sensación son las instalaciones. «La finca donde tenemos el campo de vuelo, en Cuzcurrita de río Tirón, que es nueva, ya produce impacto. Después llega el momento de tomar contacto con el globo. La gente se sorprende de que los globos sean muy grandes y de cómo funcionan: de forma semiautomática», explica Ayala.

Otra de las prácticas habituales es «tocar la tela; todo el mundo quiere ver cómo es el tejido y se sorprenden de lo fuerte que es», ríe el gestor de Globos Arcoíris. El proceso del inflado también llama la atención. «Les hacemos partícipes de todo ello», añade. Lo siguiente es quedarse con la boca abierta: «A menudo los viajeros vienen con el chip del avión: como si fueran a salir disparados, pero todo lo contrario, casi sin darse cuenta ya están flotando y dejándose transportar por el viento».

¿Y en el aire? «Es una experiencia muy placentera y suave, que deja boquiabierta a la gente». Una vez en las alturas… «Si algo repiten quienes lo viven es la paz que hay arriba, la sensación de libertad que se produce», reconoce Ayala.

Para grupos (mínimo de cinco personas), para amigos, para parejas… las opciones son múltiples: dos globos de 16 personas y uno de ocho. «Algunos eligen pedir matrimonio en globo, que es genial, pero hay que estar seguro, una vez ya dijeron que no», recuerda el propietario de Globos Arcoíris.

Una experiencia que puede realizarse durante todo el año, aunque para Ayala hay dos momentos especiales en La Rioja: primavera, hasta que se cosecha el trigo, y la época de vendimias, de septiembre hasta mitad de noviembre. ¿La mejor hora para volar? «Ahora lo estamos haciendo a las 6.45 horas, pero en breve lo adelantaremos. Tiene que ser al amanecer, que es cuando la atmósfera está más fría y los vientos son más suaves para que se mueva lo menos posible», precisa.

Sabe de qué habla el líder de Globos Arcoíris con el vuelo de globos. «Llevo 21 años pilotándolos y ha cambiado mucho todo: ahora conocemos mejor la meteorología, lo que nos facilita notablemente el funcionamiento; además, todo es más seguro, los viajeros van agarrados, etc.». Sin duda, otra forma de conocer en algo más de una hora La Rioja y sus paisajes, uno de los grandes valores de la región.

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir