La Rioja

El ‘tardeo’ se pone de moda en Logroño

Los ‘vermús toreros’ cada vez se convierten más en ‘cafés cantantes’ y en todo lo que se tercie. No hablamos del Actual, y eso que lo tenemos muy reciente y estos formatos musicales tienen una gran acogida. En este caso, se trata del ‘tardeo’, el salir de fiesta por la tarde, bien porque se alarga el vermú o porque se sale pronto.

Y el ‘tardeo’ está de moda en Logroño. No hay más que darse una vuelta, especialmente los sábados, por algunos de los bares de tendencia donde más se practica últimamente. Y en esta ocasión la palma se la llevan los ubicados en pleno centro, en El Espolón y en la calle Bretón: Wine Fandango, Ibiza, Stress o The Club son las referencias.

Es una experiencia digna de vivir: en cada uno de los establecimientos hay un tipo de público, o varios al mismo tiempo; y eso que en enero la cuesta es prominente y no se vive el mejor momento para el ‘tardeo’. El más veterano y con el formato más ‘clásico’ es el Café Stress, con acceso por Laurel y por Bretón de los Herreros. «Llevamos 20 años en ello», reconocen. Todo un éxito mantenerse tanto tiempo en la pomada. En su caso la música es muy variada, desde las canciones más actuales hasta la ‘Chica Ye-ye’ de Concha Velasco.

«Nos centramos mucho en el trato al cliente, en que quien nos visite esté a gusto», reconoce tras la barra Mónica, toda una veterana en el Stress. De un solo vistazo se observa una mezcolanza interesante de edades: desde veinteañeros hasta los entrados en la década de los cincuenta, pasando por las franjas intermedias. «Hay espacio para todos», recalcan sus gestores.

¿Y el hecho de que hayan salido nuevos locales que se ocupen de este nicho del ‘tardeo’ cómo lo ven? «Siempre es bueno que se genere un hábito, una zona en la que el público sabe que tiene opciones de salir y en este caso, el que haya más oferta hace también que movilice a más potenciales clientes hasta aquí», concluyen desde el Stress.

Casi enfrente está uno de los últimos en llegar, The Club, abierto el verano pasado y que desde noviembre programa sesiones de DJ los viernes y sábados, de 19 a 22 horas. «El viernes, la idea es el llamado ‘afterwork’, que la gente después de trabajar se eche unas cañas o un café, lo que quiera, pero que se genere ese ambiente entre compañeros que además nos haga llegar al fin de semana con buenas sensaciones. Tenía que estar prescrito médicamente el desconectar el viernes para afrontar el final de la semana con buena actitud», afirma Álvaro González, de The Club.

Pero no sólo hay actividad musical el viernes en The Club: «Los sábados funcionan muy bien, aunque el final de enero sabemos que no va a ser el mejor momento, pero, en general, estamos contentos: creo que el que haya alguien pinchando en directo se valora, le da otro toque al lugar. Además, cada día es un DJ diferente y de distinto estilo para dar cabida a todos los gustos», subraya este conocido empresario del centro logroñés. «Está bien que se creen opciones para el ‘tardeo’; antes en Logroño apenas había qué hacer después de comer, ahora la cosa ha cambiado», concluye.

De camino al Espolón nos topamos con la renacida cafetería Ibiza. Aquí el público atesora más primaveras que en los dos anteriores, aunque también hay algún joven. Este sábado ha tocado sesión de música titulada ‘Guateque’. En unos minutos nos recibe Mecano y su «sombra aquí, sombra allá, maquíllate, maquíllate», de su mítica canción ‘Maquillaje’, para seguir con una versión de ‘Rufino’ de Luz Casal…

Y en medio del Ibiza algunas féminas se lanzan a contornearse y mover el esqueleto. Dos de ellas son Mónica y Nuria, que como confiesan son «habituales del tardeo». De hecho, reconocen con mucha animación que son «de vermú torero y de salir de tarde, pero si la tarde se hace noche tampoco pasa nada».

La última parada de este ‘tardeo’ nos lleva al local que precisamente potenció en primera instancia las sesiones de disc-jockey: hace ya cuatro años las calificaron como ‘sesiones Fandangueras’ y se han convertido en un clásico del ‘tardeo’ logroñés.

Este sábado es turno de Rafa Bezares, DJ del Maldeamores, conocido por su implicación en el Festival Muwi y que ha pasado por el Wine Fandango en bastantes ocasiones. «Es un formato que tiene buena acogida, no hay más que ver el numeroso público que viene: para unos es la continuación de la comida-vermú y para otros es el inicio de la noche», explica mientras va pinchando temas de estilo indie electronic con toques funks.

Así se presenta el ‘tardeo’ más de moda en Logroño, aunque no es la única opción… No hay más que mirar a la Concha del Espolón. Ahí los jovenzuelos hacen su propio ‘tardeo’ con música que sale de sus ‘smartphones’ y sus altavoces inalámbricos, sin copas de gin-tonic puestas con máximo esmero, hielos macizos y ginebras última tendencia, como Puerto de Indias, sino más bien con botellón. Cada uno ‘tardea’ a su estilo… Y a casi todos los estilos se les hace de noche…

Si aún no recibes 'El Tempranillo' cada mañana, puedes apuntarte aquí

TAMBIÉN TE ENVIAMOS NOTICIAS IMPORTANTES POR WHATSAPP. DATE DE ALTA AHORA DESDE AQUÍ
Comentarios
Subir