La Rioja

El dilema de PSOE y C’s al pasar Piqueras

El Congreso de los Diputados ha constituido este miércoles la Comisión Mixta de Control Parlamentario de la Corporación RTVE y sus Sociedades, que presidirá el diputado popular de La Rioja Emilio del Río al contar con treinta votos a favor (PP, Ciudadanos y PSOE), frente a los cinco de la candidata de Podemos Noelia Vera. Hasta este punto, un trámite normal que han acordado tres partidos a nivel nacional si no fuera porque las dos formaciones de la oposición (PSOE y Ciudadanos) tienen en La Rioja una investigación abierta para aclarar partidas sin justificar durante el mandato de Emilio del Río al frente de la Consejería de Presidencia desde el año 2003.

La presidencia para la comisión del Ente Público en el Congreso de los Diputados fue acordada en el mes de julio, pese a que la Comisión de Investigación del Parlamento de La Rioja ya llevaba fraguándose semanas entre PSOE, Ciudadanos y Podemos. Lo más curioso de la situación es que los tres partidos apuntan que, durante esa época, Del Río ejerció un férreo control sobre los medios de comunicación de la región.

Al igual que ha ocurrido en la Comisión de Exteriores, Podemos también ha decidido en este caso presentar un candidato alternativo en un intento de impedir que Emilio del Río fuera elegido, ya que consideran que una persona investigada por supuestas irregularidades económicas en partidas presupuestarias destinadas a publicidad institucional y comunicación no es la idónea para ese puesto. Podemos ha decidido así romper el pacto alcanzado con el resto de los grupos para el reparto de las presidencias de las comisiones, al considerar que las dos personas propuestas por el PP están inhabilitadas por supuestas prácticas irregulares.

Lo mismo parecen opinar en los satélites riojanos del PSOE y Ciudadanos, pero su voz no llega a Madrid con la suficiente fuerza como para que sus dirigentes nacionales les hagan caso. El portavoz del grupo parlamentario naranja, Diego Ubis, afirmaba en el mes de septiembre que los antecedentes de Del Río como consejero de Presidencia durante el Gobierno de Sanz «no son precisamente los mejores avales para liderar una comisión que debe velar por la transparencia y la objetividad del ente público».

«No parece ser muy acertado que un político que está llamado a dar explicaciones sobre partidas que se aumentaban sin más razones, sea el presidente de la Comisión del RTVE en el Parlamento», señalaba Ubis. Los socialistas de la región también se han mostrado siempre muy beligerantes con la posición de Del Río: «El PP coloca al frente de RTVE en el Congreso a un peligroso censor», escribía el diputado Jesús María García en su blog, al que calificaba como «un político con un dilato historial de uso interesado y partidista del dinero público; en comprar y manipular la información que diferentes medios de comunicación ofrecían».

«Durante tres legislaturas, Emilio Del Río tejió un entramado en el que participaron la inmensa mayoría de medios de comunicación, consistente en entregar sustanciosas cantidades de dinero pública a periódicos, radios y cadenas de televisión para conseguir vetar en sus páginas a otros partidos políticos que no fueran el propio PP», añade García.

Sara Carreño, la diputada de Podemos electa por La Rioja, ha apuntado este miércoles que Emilio Del Río es el «ministro de propaganda del PP» y ha calificado de «indignante» que ahora «haya sido premiado» con esta presidencia, contando, además, con el apoyo de PSOE y Ciudadanos. A su juicio, esta elección ha sido como poner «al lobo a cuidar de las gallinas» y ha denunciado que es una «práctica muy habitual» en el PP, tal y como han hecho con Soria o Fernández Díaz. «Premian a personas investigadas por malas prácticas políticas», ha insistido.

Del Río ha recordado, tras ser elegido, que el control de los medios de comunicación públicos es una responsabilidad constitucional para los parlamentarios y ha anunciado que en breve contactará con los portavoces de todos los grupos para organizar el trabajo de la Comisión. Ha pedido a los miembros del órgano «talante y voluntad de diálogo» para servir al interés general.

Mientras que en el caso de Emilio del Río no parece haber existido ninguna polémica a nivel nacional salvo algún artículo aparecido en los medios de comunicación, el PSOE sí que ha amenazado con romper el pacto con PP y Ciudadanos presentando una alternativa al ex ministro Jorge Fernández Díaz para presidir la Comisión de Exteriores.

En declaraciones a los periodistas una vez se ha levantado la sesión, el portavoz del PSOE en dicha Comisión, Ignacio Sánchez Amor, ha explicado que la voluntad de su partido es mantener el pacto por el que se distribuyen las responsabilidades en las comisiones y ha acusado al PP de querer «dinamitarlo» con la propuesta de Fernández Díaz, ya que el exministro ha sido «reprobado» por el Congreso y va a someterse a una Comisión de investigación.

Subir