Ahora

“No debemos caer en la trampa de demonizar la N-232; no es conveniente”

miguel-navarro-ads

La siniestralidad en las carreteras vuelve a ser, por desgracia, el principal tema de conversación en La Rioja en estos días, después de que el martes perdieran la vida otras dos personas en un accidente en la N-232.

Pese a que son ya veinte las personas fallecidas en los últimos dos años en esta vía, el experto en seguridad vial de la consultora ADS, Miguel Navarro, defiende que “demonizar la N-232 tampoco es lo más conveniente”. Navarro ha realizado estas declaraciones a Cecilia Romero en el espacio ‘La Rioja en la onda‘ de este miércoles, en Onda Cero.

“El problema que tiene la N-232 es que soporta muchísimo tráfico de vehículos pesados y hay un accidente de tipo frontal que en la carretera que circula paralela (la AP-68) no se va a dar, pero no caigamos en la trampa de pensar que la culpa del accidente de ayer la tiene la N-232”, ha insistido.

Al ser consultado sobre las posibles causas del accidente de Murillo, Miguel Navarro ha subrayado que “se produce en un punto con un asfalto en perfectas condiciones, con unos arcenes anchos, con señalización clara y buena adherencia”, por lo que cree que “posiblemente haya una distracción” por parte de alguno de los conductores fallecidos.

FACTOR HUMANO

Por ello, el consultor en seguridad vial apunta al factor humano como principal culpable del siniestro de este martes, añadiendo que “estos dos conductores eran personas de cierta edad”, lo que -a su juicio- debería establecer “un debate sobre hasta qué edad se le puede otorgar a alguien el permiso de conducir”.

Miguel Navarro también ha subrayado que “tenemos un parque automovilístico sumamente viejo y en el accidente de ayer estuvieron implicados vehículos de más de diez años, con lo que los elementos de seguridad activa y pasiva son menos eficaces que en vehículos nuevos”.

Por todo ello, ha concluido su intervención acotando que “la carretera tiene su parte de culpa, pero si no trabajamos sobre la antigüedad de los vehículos en base a planes PIVE (extinguidos el pasado mes de julio) y sobre los conductores en base a educación, formación y sensibilización lo único que nos queda es la sanción, que supone un fracaso en todo lo anterior”.

Si aún no recibes gratis 'El Tempranillo' cada mañana sólo tienes que escribir tu email aquí.

Subir