Deportes

El Promesas de la UD Logroñés se proclama campeón de Tercera

La última jornada de Tercera riojana ha dejado una gran alegría para el filial de la UD Logroñés, que se ha proclamado campeón de la categoría. Después de 34 jornadas disputadas y tras ganar al Racing Rioja por incomparecencia en la segunda parte (0-3), el equipo entrenado por Yayo Urzay ha alcanzado los 76 puntos, los mismos que el Alfaro, que ha ganado al Anguiano (3-1). Ante la igualdad de puntos y de duelos particulares, la diferencia de goles es lo que ha desempatado (+48 para los capitalinos y +44 para los riojabajeños). Eso sí, que el campeonato devenga en ascenso está supeditado a que la UD Logroñés, el primer equipo, supere el playoff y suba así a Primera Federación. El primer paso se dio con un 0-0 en Guijuelo, en la ida de semifinales.

Después de que la UD Logroñés haya finalizado su encuentro por 0-3 por dicha incomparecencia, los futbolistas blanquirrojos se han quedado en el terreno de juego, a la espera de que el Alfaro finalizara su partido. Para ser campeones, les bastaba con que los riojabajeños no vencieran por seis goles al Anguiano. No lo han hecho y al ganar por 3-1, el primer puesto se ha convertido en matemático.

Concluye una temporada más que notable de la cantera, por primera vez bajo el abrigo de su instalación, una Ciudad Deportiva en la que no ha perdido (trece triunfos y cuatro empates). Buenas bases para que el equipo persiga nuevos horizontes y resultara atractivo para futbolistas de naciones tan lejanas como Indonesia. Una atalaya para aprovechar la globalización y sacar lo máximo del fútbol, algo impensable sin una superficie propia. Solo es un ejemplo de las posibilidades que tiene la séptima superficie deportiva más grande de España (en terreno), cuya primera fase se inauguró en septiembre.

Los números del Promesas esta temporada hablan por sí solos: 67 goles a favor, 19 goles en contra, 23 triunfos, siete empates y solo cuatro partidos perdidos. En ataque, jugadores como Ricardo de Moraes (12 goles), Curro Bonilla (9), Iker Pérez (8) o David Cabezas (6) han impulsado a los logroñeses. Sin embargo, la fiabilidad defensiva ha significado otra de sus virtudes principales, con futbolistas como el guardameta Oier Arribas o los centrales Dani Sáenz y Alejo. Un bloque que, pese a su juventud, ha firmado un excelso final de temporada para alzarse con el primer puesto. Si el primer equipo va a Murrieta, la alegría será doble.

Un tramo final impresionante 

Pero en una vista atrás, el camino no ha resultado tan fácil. La cantera blanquirroja arrancó bien la temporada, aunque se dejó derrotas en Navarrete y Arnedo durante el primer tercio. A pesar de ello, su fortaleza como local le llevó al liderato al final de la primera vuelta, con 36 puntos. 34 contabilizaba entonces el Alfaro, con quien el pulso ya estaba garantizado. Cierto es que rivales como el Anguiano o el Calahorra B llegaron a sumarse en algún momento, pero no pudieron aguantar ese ritmo.

El pasado 4 de febrero, en la jornada 19 de competición, la UD Logroñés Promesas cayó frente a la Peña Balsamaiso (1-0), el filial de la SD Logroñés que dejará de serlo el 30 de junio. En aquella jornada, el Alfaro se puso líder y el equipo entrenado por Yayo Urzay sufrió su último tropiezo de la campaña: la racha actual llega ya a quince encuentros sin conocer la derrota. Precisamente, esa regularidad en la recta final de temporada es lo que ha traído el premio. Tras un intercambio de lideratos entre el Alfaro y los blanquirrojos durante el mes de febrero, los de La Molineta cogieron cinco puntos de ventaja en marzo. Un hueco que, sin embargo, volvió a igualarse.

A falta de seis encuentros, la UD Logroñés B y el Alfaro tenían 60 puntos, por 58 del Anguiano. Un combate a tres del que se descolgaron los serranos. Con esa igualdad se llegó al duelo directo en la Ciudad Deportiva, finalizado en 2-2 entre blanquirrojos y blanquillos. Igualados a puntos y a goalaverage particular (la ida quedó 1-1), solo un margen de diez tantos a favor dejó líderes a los logroñeses a falta de dos jornadas para el final. Ni los capitalinos ni los alfareños fallaron y al final, solo una diferencia de solo cuatro goles a favor entre ambos ha marcado la diferencia.

Subir