Gastronomía

Con mucho gusto: la mejor chuleta de La Rioja

Ubicado en Fuenmayor y regentado por Esther Álvarez y Tomás Fernández, el restaurante Alameda es un lugar de culto para los amantes de la buena carne (y de muchas más cosas). No en vano, Opinionated About Dining (OAD), la macroencuesta con cuyos resultados elabora cada año el listado con los mejores restaurantes del mundo, sitúa al Alameda como el quinto mejor establecimiento de comida ‘casual’ de Europa. Aquí mi única duda es a qué se refieren con «casual» y qué cuatro tienen narices a poner por encima…

Si en algo destaca Alameda es que toda su filosofía y cocina están orientadas a una sola cosa: el producto. Desde unas alcachofas con cigala a un besugo (por supuesto pasando por su ravioli de carabinero), la percepción de la calidad de la materia prima es instantánea.

Para mí y para los que como yo aman la buena carne, el corazón del Alameda se encuentra en la parrilla. Es ahí donde Tomás maneja unas chuletas de generoso tamaño y un increíble aspecto.

Estas piezas llegan a la mesa en su punto más alto de jugosidad y con una temperatura perfecta, una fama totalmente merecida.

La carne procede de animales con 12-14 años, originarios generalmente de Galicia y que maduran entre dos y cuatro semanas. Esta maravillosa carne es proporcionada por Cárnicas Luismi.

Personalmente, y en ocasiones contrariado con las tendencias que actualmente inundan las redes sociales, considero que para lucir un producto que ya es de extremada calidad no es necesario llegar a grandes maduraciones. Lo cual no quiere decir que en muchas ocasiones las disfrute.

Si te acercas a Alameda recuerda que siempre hay que dejar sitio para el postre, de lo contrario te perderás una de las mejores tartas de queso de España. Muy cremosa, con un sabor que recordarás y que te hará volver una y otra vez.

¿Te gusta este tipo de contenido? ¡No te pierdas nada y sígueme en @Gourmetismo!

Subir