Gastronomía

La fusión de las cocinas de Nublo y Fandango deslumbra en Formentera

Sesenta personas fueron las afortunadas que este lunes vivieron una experiencia gastronómica única, la fusión de las cocinas creativas de Fandango (Es Pujols, Formentera) y Nublo (Haro, una estrella Michelín) en ‘Brasas de evocación’ una cena diseñada y elaborada a cuatro manos por los chefs Vicente Monfort y Miguel Caño con la brasa como principal técnica culinaria y el producto isleño como protagonista.

Los dos chefs dieron forma a un menú en el que alternaron sus creaciones, presentadas y servidas por el servicio de sala de ambos restaurantes, que se compenetraron a la perfección. La noche comenzó con cuatro platos en pequeño formato: calabacín farcit de peix sec y berenjena a llama, obra de Monfort, lima quemada con gamba, de Caño, cresta de gallo y espardeña de Monfort y cigala de Formentera al sarmiento, que Caño sirvió ensartada en el propio sarmiento, llevando un pedacito de La Rioja a cada comensal.

Después de estos cuatro bocados, comenzaron los platos principales, con Pesto de garbanzo verde y pan payés, obra del chef de Nublo, y lorito frito con jugo de sus espinas e hinojo, del de Fandango.

No podían faltar los platos estrella del local anfitrión, y entre los principales se sirvió uno de sus arroces. La creación arrocera de Monfort para la ocasión incluía el pulpo a las brasas con tuétano y remolacha. Le siguió otro de los platos ya clásicos de Fandango reinventado para el menú: bogavante a la parrilla con yema de huevo y patata. El menú prosiguió con otra propuesta de Miguel Caño: mero con grasa de txuleta, y se cerró con higos al carbón con leche de almendras y romero, obra de Fandango.

Para el maridaje se eligieron vinos de la Compañía de vinos Vintae, todos ellos riojanos, para seguir el leitmotiv del evento, fusionando lo mejor de la Rioja y Formentera. Entre los que se sirvieron están Classica Gran Reserva Rosado 2009, El Pacto del Alto Najerilla 2020, Valdechuecas Viñedo Singular 2019 y hasta La Garnacha de Hielo 2014, uno de los escasos vinos de hielo que se elaboran en España.

Nublo y Fandango tienen mucho en común: ambos abrieron sus puertas en verano de 2021, en plena pandemia, convirtiéndose en referentes en su territorio en muy poco tiempo. Los dos tienen la brasa y el fuego como técnica principal en sus elaboraciones y además, comparten origen, y es que dos de los socios fundadores de Fandango son riojanos. «Este el camino que queremos seguir, aportar valor gastronómico a la isla, calidad, experiencias innovadoras y creativas», explican Richi Arambarri, uno de los socios riojanos del local de Es Pujols.

Subir