La Rioja

La Guardia Civil confirma que uno de sus agentes estaba implicado en la macrorredada

Varios de los 17 detenidos en la macrorredada antidroga llevada a cabo por la Guardia Civil y la Policía Nacional en La Rioja, principalmente, alardeaban de un alto nivel de vida, con coches, viajes y viviendas de lujo, además de gestionar diversos negocios, por lo que se investiga también si cometieron presuntos delitos de blanqueos de capital.

Así lo han explicado este viernes los portavoces en La Rioja de Policía Nacional, Olga Fernández, y Guardia Civil, Miguel Ángel Sáenz, en un encuentro con los medios de comunicación. Los arrestados están en libertad con cargos, porque la jueza que instruye el caso ha considerado que no existe riesgo de fuga.

Sáez ha admitido que hay un agente de la Guardia Civil detenido, «pero también empresarios y hasta un diseñador gráfico», y sobre las manifestaciones en redes sociales de uno de los detenidos –propietario de un local de ocio nocturno– ha incidido en que «es libre para decir lo que quiera».

En la operación, ha destacado el portavoz de la Guardia Civil, se han intervenido, solo en un domicilio, más de 100.000 euros en efectivo y diferentes cantidades de una droga «poco habitual» en La Rioja, denominada «tusi» o caína rosa, que se vincula principalmente a fiestas de lujo y prostitución.

También ha incidido en el hallazgo de 400 plantas de marihuana y de 2.500 dosis de esta droga lista para ser distribuida «de forma inmediata». La organización, ha incidido, era capaz de distribuir, principalmente en locales de ocio, un kilogramo de cocaína al mes, lo que supone unas 10.000 dosis.

Fernández, por su parte, ha destacado que la organización «estaba formada por personas que tenían claramente definidos cada uno el papel que realizaban» y «eran dos vecinos de Logroño los que la dirigían y recibían la droga semanalmente de otras dos personas de León».

Las investigaciones conjuntas de los dos cuerpos comenzaron en enero, ha precisado, y ha detallado que el presunto «blanqueo» de dinero se realizaba en locales de ocio, «pero también con otros negocios» y en la compra venta de coches.

Subir