El Rioja

La Escuela Riojana de Sumillería ‘Ciudad de Logroño’ arranca con veinte alumnos

La Escuela Riojana de Sumillería ‘Ciudad de Logroño’ ha comenzado su actividad en el Espacio Lagares con un curso formativo de 40 horas en el que participan 20 alumnos.

La concejala de Turismo de Logroño, Esmeralda Campos, y el presidente de la Asociación Cultural de Sumilleres de La Rioja, José Félix ‘Chefe’ Paniego, han informado este martes sobre la actividad de la escuela, en una rueda de prensa junto a la directora de este proyecto, Marta Bernad.

La escuela, que se puso en marcha tras la firma de un convenio entre el Ayuntamiento logroñés y esta asociación, imparte desde ayer su primer ciclo formativo y divulgativo, pero ya prepara otro más completo de 400 horas de duración.

Con la firma de la primera adenda a este convenio, dotada con 30.000 euros, se pretende impulsar el conocimiento, la formación, el aprendizaje e investigación en el mundo del enoturismo, ha detallado Campos. Además de esta aportación económica, ha indicado que el Consistorio pone a disposición de la asociación de sumilleres las instalaciones municipales del Espacio Lagares, hasta la apertura del Centro de la Cultura del Rioja (CCR), prevista para finales de año.

Este primer curso, denominado ‘Las claves de la sumillería’, forma parte del plan de transformación turística ‘Logroño Enópolis’, ha precisado.

“No solo se pretende fomentar el conocimiento, el aprendizaje y la formación para conseguir la profesionalización y especialización en el ámbito de la sumillería, sino también estimular el crecimiento socioeconómico del sector vitivinícola e impulsar el desarrollo de Logroño como enópolis de referencia”, ha señalado la concejala de Turismo.

En este primer programa participan profesionales de la hostelería, la restauración, el enoturismo y la comercialización de vino.


Las 40 horas de formación se desarrollarán a lo largo de cinco jornadas de mañana y tarde entre mayo y junio, con contenidos tanto teóricos como prácticos.

El curso cuenta con la colaboración de las bodegas Viña Ijalba y Arizcuren, cuyas instalaciones serán visitadas dentro del programa; se realizan catas diarias; mesas redondas e inspiracionales con profesionales invitados; una jornada intensiva a modo de caso práctico; así como otras actividades.

Paniego ha incidido en que la creación de la escuela era algo “necesario y muy demandado” por el sector y ha apostado por “generar conocimiento sobre el mundo del vino” para consolidar La Rioja como destino enoturístico.

Así, ha agregado, con la mejora de la preparación de los profesionales del sector se pretende elevar la calidad de la oferta, ser más competitivos y, en definitiva, potenciar el turismo en la región.

Por su parte, Bernad ha dicho que la escuela también contribuirá a “potenciar la marca Rioja” y aprovechar las visitas de los turistas nacionales e internacionales. Ha precisado que, tras este primer curso inicial, se trabaja para definir los contenidos de un curso más completo de 400 horas de duración, con contenido “eminentemente práctico”.

La asociación también colabora con la escuela de hostelería de Santo Domingo de la Calzada para organizar un curso oficial.

Subir