Deportes

El ‘último baile’ de una leyenda: Chimbo busca el ascenso con el Varea

Foto: CD Varea | Homenaje a Chimbo después del encuentro, junto a su familia y sus tres hijos

El centrocampista Rubén Estefanía ‘Chimbo’ (Lardero, 10 de abril de 1986) jugó el pasado fin de semana su último partido en casa con el Varea y pondrá punto y final a su carrera al final de esta temporada. Ocurrió frente al Arnedo (victoria con remontada por 2-1) y con el gol que dio la victoria a su equipo. Un tanto que abre además las puertas del playoff, tras la decisión de la RFEF de devolver los tres puntos frente a la Oyonesa: «Fue un día muy especial y muy bonito. Si tuviera que escribir un libro, no hubiera elegido un mejor guion».

Con once temporadas consecutivas con los arlequinados (desde la campaña 2010-2011), un anterior ascenso a Segunda B con el bloque de la barriada (2008-09) y otras dos temporadas como juvenil; Chimbo ha pasado gran parte de su vida en la entidad logroñesa. Década y media en el mismo lugar da para mucho (267 partidos, 117 goles y varias promociones de ascenso). A pesar de ello, el atacante tuvo tiempo para defender también las camisetas de la SD Logroñés, la Ponferradina, el San Marcial e incluso, debutar en la categoría de bronce con el Logroñés CF.

¿Un mejor momento? «Lo más fácil sería decir los ascensos a División de Honor y a Segunda B, pero con lo que me quedo y lo que te queda para siempre es la gente que he ido conocimiento. Esa gente forma parte de los momentos del día a día, de entrenamientos, de vestuarios. Al final, te quedas con el cariño de la gente, es lo que más importa».

Un día inolvidable que puede tener continuación

Al cigüeño nunca se le olvidará el Varea-Arnedo: «Durante toda la semana ya recibí muestras de cariño de compañeros y del club. Era el último día, sabía que era la última vez en ese campo, lo piensas cuando te estás cambiando… Fue un partido muy bonito contra un gran equipo, empezamos perdiendo y remontamos con gol mío». Mandar el balón a la red (minuto 78), nunca fue tan especial: «Metí el gol en la portería donde estaban mi familia y mis amigos. En el momento se te viene todo ese tiempo atrás a la cabeza y fue muy emocionante, la verdad».

Foto: CD Varea

La historia es buena, pero todavía podría mejorar. Su equipo jugará la promoción de ascenso, tres partidos a partido único para lograr el sueño: «Sería el colofón total. La verdad es que empezamos el año muy bien, no perdimos ningún partido en la primera vuelta y estábamos mano a mano con el Arnedo. En la segunda vuelta estuvimos más irregulares y mucho tiempo fuera de los puestos de playoff».

«Serán dos partidos aquí, de tú a tú; contra rivales que ya conoces y puede pasar de todo». Del 7 al 15 de mayo, Haro acogerá esta fase regional, con cuatro equipos. Después, el riojano ganador buscará el ‘gordo’ en forma de Segunda RFEF el 21-22 de mayo. Lo hará frente a otro de los diecisiete conjuntos nacionales que ganen su fase autonómica.

FOTO: CD Varea/José Antonio Gálvez.

El formato de esta última parte de la temporada ha cambiado radicalmente y Chimbo valora lo clásico. Es decir, los tres playoff a doble vuelta, con los equipos modestos recorrían España de norte a sur: «Era especial, cuando se acababa la liga tenías un sorteo y podías ver de dónde eran los rivales. Esas semanas eran algo especial, más bonitas. Además, los clubes hacían buena taquilla al jugar en casa». Un punto de nostalgia y otro de realismo: «Este nuevo formato se hizo por las circunstancias del COVID, pero ahora se hace difícil volver al anterior».

Chimbo ha visto cambios en los formatos de las promociones, pero también ha sido testigo del crecimiento del fútbol riojano: «Hace años, del sexto y el séptimo clasificado hacia abajo, había unas distancias muy grandes. Ahora ya no las hay, cuesta ver grandes goleadas y ha habido ascensos (Calahorra, Haro, Sociedad, Náxara)». Y no hay quinto malo, así que Chimbo ya sueña sin límites. Aunque sea tópico, todo es posible en 90 minutos.

Subir