Crisis del Coronavirus

La Justicia niega a País Vasco la aplicación del Pasaporte COVID

En un momento en el que la sexta ola de la pandemia comienza a asomar y las Administraciones regionales miden su margen de maniobra para hacerle frente, la Justicia acaba de adoptar en País Vasco una decisión que puede tener un ‘efecto dominó’ en el resto de comunidades.

El TSJPV ha negado al Goberno vasco la aplicación del Pasaporte COVID como requisito obligatorio para acceder a locales cerrados y al ocio nocturno, tras fallar la Sala de lo Contencioso-Administrativo esta decisión con dos votos a favor y uno en contra.

Cabe recordar que este mismo lunes la presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu, ha anunciado que su Ejecutivo elevará esta misma consulta ante el TSJR, asegurando que ««intuyo que obtendremos una respuesta parecida a la obtenida en otras regiones».

El auto de la Justicia vasca subraya que  «la autorización que se nos pide en este procedimiento no consiste en una mera convalidación de las limitaciones de Derechos Fundamentales, sino que va mucho más allá», al tratar de que el TSJPV verifique «si esa restricción de Derechos Fundamentales se acomoda a las previsiones constitucionales, legales y a la propia finalidad que justifica la existencia de unas facultades administrativas de tan profundo calado».

El tribunal considera que «son varios e importantes los derechos afectados y esto exige que la medida, la restricción de los mismos, observe adecuadamente las distintas facetas del principio de proporcionalidad». Además, justifica su decisión en el hecho de que el Ejecutivo «ofrece cifras y datos de contagio referidos a toda la Comunidad Autónoma en general, presumiendo que son los mismos en todas las localidades y territorios históricos», sin justificar que «deba aplicarse una misma medida de modo uniforme en todo el País Vasco».

El TSPV recalca que «la medida debe ser la adecuada y la menos restrictiva para evitar el daño, el contagio, y para saber si esta medida cumple con tal objetivo debemos conocer las razones que se ofrecen para justificar las causas del contagio», subrayando que «el fin no justifica los medios».

Subir