La Rioja

«El Ayuntamiento no fomenta, permite ni consiente el botellón»

FOTO: Raquel Manzanares (EFE).

El portavoz del Ayuntamiento de Logroño, Kilian Cruz-Dunne, ha asegurado que el Consistorio de la capital «no fomenta, permite ni consiente el botellón», que en la madrugada del sábado al domingo (primer fin de semana de las fiestas de San Mateo) congregó a 4.500 personas y se saldó con un detenido, así como con un joven atendido por coma etílico y otros por sufrir cortes.

Cruz-Dunne ha hecho estas declaraciones en la sintonía de la Cadena SER en La Rioja, donde la concejala de Seguridad Ciudadana, Eva Tobías, ha precisado que en la madrugada de este lunes se ha desarrollado otro botellón, aunque «apenas han participado 300 personas». Tobías ha explicado que la Policía Local no puede practicar una intervención cuando hay cientos de personas concentradas en el parque, por lo que ha abogado por incentivar las medidas de prevención y evitar así que vuelvan a producirse botellones masivos.

«El mayor botellón de la historia de Logroño»

Este mismo lunes, el Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento ha afirmado que «el inmovilismo, la falta de previsión y la mala gestión» del equipo de Gobierno municipal y de la Delegación del Gobierno «han conducido a que la ciudad haya vivido el mayor botellón de su historia durante este fin de semana».

El portavoz del Grupo, Conrado Escobar, ha lamentado «la imagen que se está proyectando de nuestra ciudad, que de nuevo ha sido noticia en los informativos nacionales, y que cada fin de semana está congregando a miles de personas debido al efecto llamada» al botellón.

FOTO: Raquel Manzanares (EFE).

En su opinión, durante meses, «los Gobiernos socialistas, en el Ayuntamiento y en la Delegación, han optado por ponerse de perfil ante esta situación, con manifestaciones ambiguas y sin adoptar ningún tipo de medida preventiva ni trabajar en buscar algún tipo de solución al problema» y «han obviado sentarse con el sector del ocio nocturno para buscar alternativas».

El Grupo Popular también critica que el alcalde de la ciudad, Pablo Hermoso de Mendoza, no haya sido capaz de dialogar con el Gobierno de La Rioja, de su mismo color político, para arbitrar medidas que contribuyeran a corregir y mitigar estos macrobotellones «y ha sido incapaz desde el primer momento de hacer cumplir la ordenanza municipal que desde el Ejecutivo local modificaron para prohibir el botellón en la ciudad».

Subir