La Rioja

El drama del camping de Navarrete: inundado por medio metro de agua

Los usuarios del camping de Navarrete han iniciado muy temprano la jornada de este martes. Al alba, y equipados con escobas y mangueras, los campistas se han fajado para borrar las huellas que el tormentón del día anterior dejó en la instalación, inundando por completo sus calles y varias de las caravanas.

«Pasamos un susto muy grande», explica Milagros a NueveCuatroUno. Vecina de Mondragón, lleva 28 años eligiendo el camping como destino vacacional y difícilmente olvidará la tarde de este lunes. «Caía grava y se inundó todo; el agua empezó a subir hasta una altura de dos palmos y afuera no se podía salir por la piedra», señala.

Cuando la cosa se puso seria, los campistas improvisaron un plan de desalojo: «Un vecino se ofreció para sacarnos con el coche, pero mi marido estaba muy nervioso y prefirió quedarse. Más tarde vinieron otros familiares de Navarrete para sacarnos con sus vehículos».

Los rastros de barro dejan hoy constancia del medio metro de altura que alcanzó el agua en la tarde del día anterior. En algunas caravanas, pasar la noche era un imposible: «Al entrar el agua no podíamos ni estar en la cama». Así, «esta mañana nos hemos levantado a las siete y hemos estado limpiando sin parar», aun con el temor de que las tormentas previstas a lo largo de la semana echen por tierra todo el esfuerzo.

Por desgracia, no es la primera vez que el camping de Navarrete sufre inundaciones como la de este lunes. Sin ir más lejos, hace tres años los campistas tuvieron que ser desalojados y pasaron la noche en el frontón municipal debido a la lámina de agua que cubrió todas las instalaciones.

NueveCuatroUno ha tratado de obtener una valoración de parte de los propietarios del camping, si bien han declinado realizar ningún tipo de valoración.

Subir