San Bernabé

Logroño ruega por la «normalidad» en la ofrenda floral a San Bernabé

La primavera ha brotado de la piedra este jueves en las murallas del Revellín. Lo ha hecho en torno a San Bernabé, que afronta las vísperas más esperadas: esas que dan paso al V Centenario del Sitio de Logroño de 1521. Ciudadanos a título particular, asociaciones y colectivos de la capital riojana han participado en la tradicional ofrenda floral al patrón de la capital.

La Cofradía de San Bernabé ha sido la encargada de flanquear al santo en un día diferente debido a la situación sanitaria de la ciudad. «No es fácil; es una pena porque con todo el cariño que se hacen todas las cosas y con el cariño que se trata a San Bernabé, no podemos honrarle como se merece», señala, resignado Juan Bernabé, vocal y cofrade de la congregación.

La cofradía, que durante los últimos años ha potenciado los Votos del Santo con la recuperación de algunos actos, lanza un ruego tan obvio como necesario: «Le pedimos que nos saque de esta pandemia y que podamos volver a la normalidad, para que pronto volvamos a organizar los actos como siempre».

Los vendimiadores de Logroño, Noelia Heras y Cristian Ortega, también se han acercado a los pies del patrón para ofrecerle sus flores, un acto en el que participan incluso desde antes de verse seleccionados para este cargo en 2019. Ambos definen el momento como «muy simbólico y especial», puesto que en una situación normal ellos ya no estarían en el cargo y, claro, vivir el V Centenario en primera línea ha sido un regalo inesperado que les genera «sentimientos encontrados».

En su ofrenda no se han olvidado de realizar las tradicionales demandas. Cristian ha pedido «salud para todos, que es lo más importante en estos momentos, y mucho respeto». Solicitud a la que se ha unido su compañera, quien añade «respeto y que seamos todos conscientes de que todavía esto no ha terminado, aunque estemos en el buen camino». «Además, le pedimos al santo que todos los niños que están por nacer traigan esperanza a esta ciudad», agrega la vendimiadora.

Cada año la Virgen de la Esperanza acompaña en estos actos al patrón de Logroño y, por ello, su cofradía también ha acudido a la puerta del Revellín para entregar su cesta de flores. En esta ocasión ha sido una pequeña representación de la cofradía la que han realizado la ofrenda.

No estamos pletóricos; estamos haciendo las cosas un poco de bajón, porque no vamos a sacar a la calle a la virgen que, precisamente hoy, hace 100 años que acompaña a San Bernabé», lamenta el vicehermano mayor, Luis Carlos Martínez.

Por todo ello le piden a San Bernabé «que se acabe la pandemia. Necesitamos recuperar la vida normal y que el próximo año recuperemos todas las tradiciones e incluso que este 18 de diciembre estemos en unas mejores condiciones para poder honrar a la patrona».

Subir