Agricultura

Stephanie Abel: «AOVE Altanza es salud, amabilidad y mucho sabor»

Stephanie Abel, con su trofeo al mejor aceite Frutado maduro

Su marca está vinculada a la tradición vitivinícola, pero nunca hay que ponerse fronteras cuando las posibilidades son abundantes. Bodegas Altanza, afincada en Fuenmayor no las pone y así, además de su extensa gama de vinos, también alza en alto su aceite virgen extra que cada vez suena en más puntos de venta. Su responsable Stephanie Abel ha recogido el premio al mejor Aceite de La Rioja en la categoría de Frutado maduro en la quinta edición de este concurso y los gestos de sorpresa dicen mucho de esas primeras sensaciones.

– Primer premio que suma Altanza a su lista como productora, elaboradora y comercializadora en el sector oleico.

– Así es. Ha sido una completa sorpresa. No había ninguna expectativa de recibir el premio, así que es una inmensa alegría después de que hace tres años lográsemos quedar finalistas en la categoría de Ecológico. Aquella vez no hubo suerte y este 2021 ha sido nuestro año.

– ¿Qué posee este oro líquido que lo hace merecedor del galardón?

– Creo que es un aceite muy sabroso, de entrada muy ligero y también muy rico en matices. Un aceite que no amarga, agradable al paladar, aromático y fino. Que combina bien con una tostada al desayuno, con un tomate de ensalada o aderezando cualquier tipo de legumbre.

Miguel Martínez de Quel y Nuria Bazo hacen entrega del primer premio a Stephanie Abel.

– ¿Y cómo se percibe de cara al público?

– Para que un aceite triunfe en el mercado ha de tener una buena relación calidad-precio, pero también un buen producto en su interior. El aceite de Altanza está envasado sin filtrar para preservar sus cualidades organolépticas y año tras año viene demostrando su calidad. Pero sobre todo lo que atrae al público es que el aceite es salud, es amabilidad y es mucho, mucho sabor.

– ¿Por qué una bodega decide dar un paso más y abrir el abanico de sus productos?

– Entendemos que esto supone un valor añadido, un plus y un prestigio que aporta muchas cosas a la bodega porque, como con el vino, en su Finca Valvarés de 60 hectáreas ella produce, elabora y comercializa su propio aceite. Además, con esta apuesta queremos llevar La Rioja a cualquier parte del mundo, tanto en materia de vino como de aceite.

Subir