La Rioja

Insisten en eliminar ‘Juan Carlos I’ del nombre de la Gran Vía de Logroño

La plataforma ‘Dignidad para la Gran Vía de Logroño’, constituida hace algo más de un mes con el objetivo de que la ‘Gran Vía Juan Carlos I’ de la capital riojana pase a denominarse ‘Gran Vía’, ha reanudado la campaña para reivindicar el cambio de denominación ante las instituciones.

«Esta semana nos encontramos con que la Agencia Tributaria ha abierto una inspección fiscal a Juan Carlos I, cuya situación de ‘huido’ amplifica el bochorno internacional al que está sometiendo a nuestro país», señala, recordando que la suya «es una propuesta de carácter antimonárquico para quien así quiera verla, de carácter republicano para quien así lo desee. Pero es, inicialmente, una propuesta para dignificar la Gran Vía de Logroño». «De paso, también, para conectar su denominación con la historia de la ciudad y el sentir de sus habitantes», añade.

La plataforma significa que «en Logroño se da una interesante circunstancia singular, y es que la Gran Vía está trazada por donde durante más de un siglo discurría la vía del ferrocarril, entre los años sesenta del siglo XIX y los años sesenta del siglo XX. Durante todo ese tiempo la gente iba a la zona de ‘la vía’ o cruzaba ‘la vía’, al sur de la cual se hallaba un diseminado de industrias, explotaciones agrarias o chalets. Cuando el ferrocarril se desplaza a su actual trazado, puede ir adquiriendo su configuración la Gran Vía».

Admás, recuerda que «su denominación inicial, en 1967, es ‘Gran Vía Don Julio Pernas Heredia’, aunque enseguida, desde el 12 de junio de ese mismo año, pasa a denominarse ‘Gran Vía Gonzalo de Berceo’. En noviembre de 1975 se le cambiará el nombre por ‘Gran Vía del Rey Don Juan Carlos I’, denominación modificada ligeramente en octubre de 2019 por la de ‘Gran Vía Juan Carlos I'».

Pero «siempre se la ha denominado, simplemente, ‘Gran Vía’; nunca, nadie, la ha denominado de otra forma. La Gran Vía no necesita ‘apellidos'». «Que desde ella se haga homenaje a alguien siempre propiciará un agravio hacia otra persona que quizá pudiera merecerlo más y sería imposible que por ese camino se concitara el beneplácito de la inmensa mayoría de la población», subraya.

Se trata, pues, de «encontrar el nombre que a nadie moleste y con el que toda persona pueda sentirse cómoda. Se trata, simplemente, de hacer oficial el nombre por el que todo el mundo conoce a esta calle de Logroño: ‘Gran Vía'».

En los próximos días la plataforma hará llegar formalmente su propuesta «tanto al Gobierno municipal como a los grupos municipales del Ayuntamiento de Logroño!.

Subir