Crisis del Coronavirus

Ni procesiones ni pez: el COVID vuelve a frustrar Semana Santa y San Bernabé

Semana Santa de 2020. La pandemia provocada por el coronavirus suspendía todas las procesiones y fiestas del calendario y, los riojanos, esperaban con resignación las del próximo año. Meses después, la comunidad vuelve a suspender las procesiones.

Tal y como confirmaba Marcos Hierro, tesorero de la Hermandad de Cofradías de la Pasión, en declaraciones a la Cadena Ser, «da pena, es triste, pero la cuaresma está totalmente cancelada así como las procesiones en Logroño dada la situación actual». Con el fin de poder disfrutar del patrimonio de las cofradías «estamos pensando en llevar a cabo alguna actividad virtual».

Misma situación en Calahorra donde, tal y como afirma Valeriano Antoñanzas, tesorero de la Cofradía de la Santa Vera Cruz, «no saldrá ninguna procesión a la calle pero intentaremos mantener alguno de los actos que programábamos durante esa semana cultural. Intentaremos hacerlos en el interior de la parroquia respetando el aforo que permita la Ley y las medidas sanitarias indicadas».

Sin pan, pez y vino

Y si esto ocurre a finales de marzo, la sacudida de la tercera ola no arroja ni un ápice de optimismo para celebrar en junio San Bernabé y este año, el V Centenario del Sitio de la ciudad. Hasta el momento, el Ayuntamiento de Logroño no ha anunciado qué medidas va a tomar al respecto, pero la Cofradía del Pez ya ha adelantado que este 2021 tampoco celebrará el acto más emblemático: el reparto del pan, pez y vino.

María Díez del Corral, secretaria de la Cofradía, ha confirmado que la decisión se ha tomado «debido a la situación actual y la incertidumbre. Muy a nuestro pesar, es imposible realizar uno de los actos más multitudinarios de San Bernabé».

Esta cita se llevaba preparando hace años, coincidiendo este año con la conmemoración del V Centenario. «Teníamos mucha ilusión y tras el alivio que dio el virus en verano pensamos que iba a ser posible celebrarlo, pero viendo la situación es imposible». Ante una posible alternativa, Díez del Corral confiesa que «todavía no tenemos nada concretado. Nos encantaría poder hacer algo aunque fuera pequeño. Una misa, por ejemplo».

Subir